La Policía Local comenzará a realizar controles de velocidad a los patinetes eléctricos

Los patinetes son desde hace años una visión habitual, pero todavía no se han normalizado en el tráfico | javier alborés

Ya hace unos años que los patinetes eléctricos se han convertido en una visión habitual en los calles coruñeses pero aunque su uso se haya normalizado, todavía no se han integrado completamente en la circulación, en parte porque todavía no se ha aprobado la nueva ordenanza de Movilidad. Este año, además, la Unidad de Disciplina Vial del 092 comenzará a realizar controles de velocidad que afectarán a los patinetes.

Durante el año pasado, se registraron más de una docena de accidentes en los que estaban implicados los patinetes, y algunos dejaron heridos. Aunque se trata de un vehículo muy ligero, su velocidad de treinta kilómetros por hora puede ser suficiente para lesionar a un peatón, sobre todo si es alguien de la Tercera Edad, y el hecho de que no lleven matrícula les otorga cierta impunidad a la hora de saltarse la normativa. Ya ha habido casos de atropellos con fuga. Por eso la Policía Local comenzará a hacer controles de velocidad este mismo año.


Para eso cuentan con un nuevo radar portátil, que se suma a otro con el que ya contaban. Más pequeño y manejable, permitirá detectar la velocidad de estos patinetes eléctricos en zona 30 y sancionar a los infractores. No será la primera vez: desde 2020 se ha multado a más de 20 conductores de patinetes, algunos de ellos por circular bebidos.


Los VMP

Con la nueva regulación (la ordenanza de movilidad) que se está acabando de redactar el control sobre los patinetes eléctricos y el resto de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) se incrementará. Es muy posible que algunos sean declarados ilegales. Otros están a veces trucados para circular a más velocidad de la debida y los agentes municipales tenían escasos recursos, pero el año pasado se reforzó la Unidad de Disciplina Vial y con más medios técnicos, se puede aumentar el control.


Enrique Fernández, presidente de la Asociación Coruñesa de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (Acouvmp) señala que rara vez circulan a más velocidad de la debida. “Más bien al contrario, la propia circulación te obliga a ir a una velocidad moderada. Semáforos, cruces, atento a la puerta de un coche, giros.... La carrocería somos nosotros. Puedes hacer el loco como un coche, pero no es la conducta normal”.


Para Fernández, que la Policía Local aumente el número de controles de velocidad favorece a su colectivo “porque nuestra lucha es que muchísimos coches van a más velocidad de los 30, porque te asustan y te hacen adelantamientos indebidos”. En general, desde la asociación se muestran a favor del cumplimiento de las normas que calmen el tráfico y animen a más usuarios de VMP a circular por las grandes arterias de la ciudad y no solo por el carril bici. De esta manera circularían por el carril 30 de la ronda de Outeiro, por ejemplo: “Se usa mucho porque conecta la ciudad, pero algunos no se atreven”.

La Policía Local comenzará a realizar controles de velocidad a los patinetes eléctricos

Te puede interesar