domingo 20/9/20

Las playas coruñesas se cerrarán 24 horas por la alerta naranja

La alerta naranja llegó ayer sin que los coruñeses apenas pudieran percibirla, pero al mediodía la Policía Local comenzará a precintar el acceso a los arenales y no se espera que retiren el precinto hasta mañana por la mañana

Las playas coruñesas se cerrarán   24 horas por la alerta naranja

La alerta naranja llegó ayer sin que los coruñeses apenas pudieran percibirla, pero al mediodía la Policía Local comenzará a precintar el acceso a los arenales y no se espera que retiren el precinto hasta mañana por la mañana, a última hora, para evitar complicaciones. Punta Herminia es el elocuente testimonio de la fuerza que puede alcanzar las olas: por primera vez en más de veinte años ya no está coronada por la Caracola de Moncho Amigo, que ha tenido que ser retirada para su restauración. 
La estructura de acero corten estaba muy dañada por los embates del último temporal, que había conseguido romper su base, y lo más probable es que simplemente se sustituya por otra nueva, firmada por el mismo autor. También la horquilla de hormigón que sostenía la escultura fue retirada por los operarios, de manera que punta Herminia ofrecía un aspecto muy diferente al actual. Ayer el mar parecía bastante calmado, a pesar de la alerta naranja anunciada por MeteoGalicia. Sin embargo, los expertos apuntan a que lo peor llegará hoy a partir de las tres de la tarde cuando el oleaje comenzará a batir la costa de nuevo con olas que rondarán los cinco metros de alto.

Daños en el Paseo 
Nada comparado con la alerta roja, cuando la boya costera de Puertos del Estado situada frente a punta Langosteira, batió su récord histórico desde que fuera puesta en funcionamiento en el año 2013, al registrar una ola de 19,23 metros. Fue entonces cuando las ondas consiguieron incluso desplazar la Caracola y, además, dañar un tramo de diez metros de la balaustrada del Paseo Marítimo a la altura de la calle Veramar. 
Los servicios de emergencia consideran que la alerta naranja de hoy no pone en peligro la integridad de la zona, que ha tenido que ser vallada y precintada. “Si fuera otra alerta roja, entonces sí que habría peligro de que cayera”, comentan las mismas fuentes.
Lo peor de la alerta naranja está previsto desde las tres de la tarde a la medianoche, aunque los expertos apuntan a que esta vez no debería provocar incidencias. El motivo es que la marea estará en retroceso en el momento de mayor actividad del temporal y solo esperan problemas a primera hora de la tarde, cuando la bajamar apenas comience. Sin embargo, también se cerrarán Las Esclavas, el Millennium y otros puntos que suelen ser castigados por el oleaje. El dispositivo de seguridad será el habitual, en el que participan tanto Policía Local como voluntarios de Protección Civil, como Bomberos. 

Comentarios