sábado 16/1/21

El número de vehículos eléctricos en la ciudad se disparará en 2021

A pesar de las crisis, tanto empresas como Gobierno local apuestan por emplearlos en un sistema de “sharing” 
Las motos eléctricas son una visión habitual en la ciudad desde el año pasado  | quintana
Las motos eléctricas son una visión habitual en la ciudad desde el año pasado | quintana

En lo que se refiere a la movilidad,  uno de los principales problemas ha sido siempre el salto del vehículo de combustión interna al eléctrico. Pero, por lo menos en A Coruña, este salto no lo van a protagonizar los turismos, sino los vehículos monoplaza: motocicletas y bicicletas eléctricas se verán más que nunca por las calles coruñesas el próximo año, en el que tanto el Ayuntamiento como las empresas privadas vana redoblar su apuesta por este método de locomoción. En conjunto, pueden poner en la calle más de 350 nuevos vehículos eléctricos.

A finales del año pasado aterrizaron en la ciudad dos empresas de alquiler de motos eléctricas.: Motiños y Moter. Lamentablemente, a ambos les afectó la llega del coronavirus justo cuando sus negocios comenzaban a despegar. Sobre todo, las restricciones a la movilidad y el toque de queda les han afectado, porque muchos de los desplazamientos que se realizaban en moto eléctrica tienen lugar de noche, cuando el transporte público ya no es una opción y el precio más bajo del desplazamiento lo hace más competitivo que un taxi. Todo eso acabó con el aumento de las restricciones.

Pero, a pesar de todo, consideran que su modelo de negocio está dando muestras de ser viable, sobre todo porque les permite cubrir gastos en un momento en el que muchas empresas se declaran en ERTE o cierra y miran a 2021 con una confianza de la que carecen muchos empresarios. “La pandemia vino en mal momento, pero estamos resistiendo bien”, comenta Alberto Rosende, gerente de Moter, que asegura que no solo piensan aumentar el número de motocicletas disponibles el año que viene, sino que también piensan ofrecer patinetes eléctricos.  Por su parte, su rival de Motiños, Natalia Pais, no se muestra tan convencida de las bondades de los patinetes eléctricos. “Literalmente, te los puede coger cualquier descerebrado”,  opina. Además, las regulaciones cambiantes de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que la nueva norma de la DGT incluye, le hacen desconfiar aún más.

En cambio, si coincide con Rosende en que 2021 aumentará su flota eléctrica, que ronda los cincuenta vehículos. El incremento podría llegar al 25%, aunque es muy posible que no se materialice hasta el verano, cuando aumentan los desplazamientos y las actividades al aire libre. Si todo marcha como es debido y la situación sanitaria se controla, esperan aumentar mucho el número de viajes. “Compartir el vehículo es el futuro –asegura una confiada Pais–. En ciudades como Madrid ya no tiene sentido tener un vehículo propio”.

Es más, algunos de los usuarios más habituales de sus aplicaciones, de sus servicios están pensando ya en comprar su propia moto eléctrica, una opción mucho más barata que el turismo, así que en Motiños ya han pasado a venderlas y han solicitado ya el plan Move.

BiciCoruña

Pro otro lado, el Ayuntamiento también va a realizar una fuerte apuesta por los vehículos eléctricos, En su apuesta por una movilidad sostenible, el Gobierno local

renovará y ampliará el servicio municipal de alquiler Bicicoruña con 32 nuevas estaciones. De esta forma, la ciudad contará con 55 estaciones de aparcamiento y un parque de 514 bicicletas.

Esta cifra incluye las que sustituirán a las viejas, muy desgastadas tras años de uso constante en la calle, pero la principal novedades que de las más de 500 bicicletas, 172 serán eléctricas (ayuda al pedaleo), aunque algunas fuentes opinan a que el número podría llegar a ser mayor aún.

Comentarios