María Casares ya tiene un espacio expositivo propio en su hogar

Xosé Manuel Alfeirán, Inés Rey y Jesús Celemín en el nuevo espacio de la tercera planta dedicado a María Casares

La actriz coruñesa María Casares, de quien este año se festejan los 100 años de su nacimiento, ya cuenta con un espacio expositivo propio, y fijo, en la que fue su hogar durante infancia, lo que hoy es la Casa Museo Casares Quiroga.

La alcaldesa, Inés Rey, acudía ayer al edificio del número 12 de Panaderas, cuyo tercer piso se reconfiguró para disponer un espacio propio dedicado a la intérprete. Se escogió este tercer piso porque es el lugar de la casa donde más tiempo habría pasado la actriz durante sus vivencias coruñesa.



La exposición de la planta baja se podrá visitar hasta el próximo 8 de mayo y su comisario es Xosé Manuel Alfeirán 



Además de estar dedicado a la intimidad de Casares, mediante fotografías, revistas, carteles de películas y documentos personales, también “se moderniza e mellora”, explicaba la regidora coruñesa.





Composición


La visita de Rey no solo servía para abrir al público esta renovada tercera planta, sino que también inauguró la muestra temporal “María Casares: Vivencias de infancia e xuventude, 1922-1936”, que se podrá visitar en la planta baja del edificio hasta el próximo 8 de mayo.

La exposición está comisariada por el historiador Xosé Manuel Alfeirán y diseñada por David Carballal y viaja atrás en el tiempo para acercarse a la figura de la célebre actriz durante sus primeros años de vida, antes de tener que viajar al exilio de Francia.


El nuevo lugar de la tercera planta cuenta con fotos, revistas, documentos personales de la actriz y carteles 




Homenaje


“Non é só celebrar unha actriz coruñesa que ten fama mundial, senón que é a restauración dunha inxustiza relacionada co esquecemento dunha familia que foi espoliada ata a raíz, e intentando borrala do mapa, e incluso na actualidade”, comentaba ayer Alfeirán durante la inauguración de la muestra.

“Homenaxear a María Casares supón lembrar tamén ás represaliadas que tiveron que abandonar as súas vidas para comezar outra. A familia Casares foi unha delas, porque representaban os valores da democracia e a tolerancia, o auténtico inimigo para aqueles que entenden a nosa sociedade só desde un punto de vista totalitario”, decía, por su parte la regidora, que visitó la exposición, que recoge la influencia de personalidades como su padre, en Casares. 



María Casares ya tiene un espacio expositivo propio en su hogar

Te puede interesar