Marcelino González | “El xenotrasplante será, en pocos años, la solución a la falta de donación”

Marcelino González, en el acto de ingreso como académico | javier alborés

Con cincuenta años de trayectoria a sus espaldas, Marcelino González Martín, que fue jefe del Servicio de Urología del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña e iniciador del Programa de Trasplante Renal de Galicia en 1981, acaba de ingresar como Académico Numerario en la Real Academia de Medicina de Galicia.

 

¿Qué supone para usted este reconocimiento?

Un honor. Estoy encantado de pertenecer a la Real Academia de Medicina de Galicia y, de alguna forma, es un premio a la labor que durante cincuenta años he dedicado a la Urología. Seguramente en la faceta que más me he distinguido en ese sentido es en relación con el trasplante.

 

¿Cuál fue el punto de inflexión en su carrera?

Lo primero que destacaría es que en 1981 inicié el programa de trasplante en Galicia haciendo lo que es mi especialidad: el trasplante de riñón. Posteriormente, en el año 2000, otra de las cosas que hicimos en el Chuac fue un proyecto de investigación en relación con el xenotrasplante renal (trasplante entre distintas especies). Este consistía en extraer el riñón de un cerdo y ponérselo a un babuino. Unos años antes era absolutamente imposible, porque se producía el rechazo hiperagudo. A partir del 2000, con proyectos de investigación que se habían hecho, se alteró el ADN de lo que se llamaba cerdos transgénicos y se evitaba el rechazo hiperagudo. Aplicamos esos avances en el trasplante logramos que babuinos vivieran un mes con el riñón del cerdo sin problema ninguno. Después se producía un rechazo que se podía tratar con drogas. Actualmente se ha avanzado mucho y ahora, en experiencias del 2020, se logra que vivan durante unos 500 días. Por ahí van las cosas y confiamos en la posibilidad de que, en poco tiempo, pueda hacerse en personas.

 

A la gente le sorprenderá esto. ¿Cómo podría funcionar algo así en humanos?

La técnica quirúrgica sería la misma, pero sería diferente la técnica con la que hay que tratar a los animales donantes para hacerlos un poco más semejantes a nosotros en el aspecto inmunológico para que el riñón no se rechace. Se está innovando en los tratamientos inmunosupresores, habituales en los trasplantes. Lo que se pretende es que no se produzca rechazo y no se transmitan infecciones.

 

¿Qué hay que mejorar en el ámbito del trasplante renal?

En 1981, lo primero que ocurría era que se trasplantaba únicamente a pacientes de menos de 60 años porque el pronóstico no era bueno y el rechazo se producía en un 80% de casos. Actualmente se trasplanta a pacientes de más de 70. En segundo lugar, el rechazo agudo está en menos del 10%, así que hemos avanzado mucho, pero tenemos que seguir avanzando. Lo ideal será que no se produzca rechazo o que el que se produzca se pueda controlar. Por otra parte, es necesario que se logre trasplantar a todos los pacientes que necesitan un órgano. Actualmente se trasplanta a nivel mundial solo al 10% de los casos. De ahí al 100% hay que idear otras técnicas y el tipo de tratamiento que ahora está más próximo es el xenotrasplante.

 

¿Ya se ha probado en humanos esta técnica?

En los últimos meses se han hecho tres en Estados Unidos, en cadáveres con latido cardíaco. Se les ha mantenido durante 3 días con el trasplante para ver cuál era el comportamiento y no existía el rechazo agudo ni se transmitían infecciones. El otro caso fue un paciente con un problema de corazón muy grave y en estado general que no era aceptable para poner en lista de espera. Consiguió vivir durante 3 meses.

 

¿El balance de donaciones en Galicia es positivo en la actualidad?

A día de hoy la donación de cadáver está en 40 por millón de habitantes. En Europa, en 20, por lo que España va a la cabeza en donación de órganos. En Galicia estamos por encima de la media de España, con 42. En cuanto a donantes vivos, Holanda va en cabeza, con 30 donantes por millón de habitantes, y en España estamos en unos diez. En Galicia hay trece. Nos faltan muchos órganos para poder ponerle a todo aquel que lo necesita y de ahí los estudios que se están haciendo y que apuntan a que, probablemente, en xenotrasplante será, en pocos años, la solución a la falta de donación. 

Marcelino González | “El xenotrasplante será, en pocos años, la solución a la falta de donación”

Te puede interesar