miércoles 20/1/21

Langosteira se consolida como centro de referencia del tráfico de cereales

El Consejo de Administración autoriza nuevas inversiones millonarias de empresas del sector 
El Consejo de Administración, durante la reunión en el salón de actos de la Autoridad Portuaria
El Consejo de Administración, durante la reunión en el salón de actos de la Autoridad Portuaria

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria celebró ayer la primera reunión tras la toma de posesión del nuevo presidente, Martín Fernández Prado, en la que aprobó importantes mejoras en las concesiones de Galigrain y Terminales Marítimos de Galicia (TMGA) en el Puerto Exterior. La primera empresa invertirá 14 millones de euros más, y la segunda, tres millones. Para Fernández Prado, la apuesta de ambas empresas por el Puerto Exterior, junto a las instalaciones de Pérez Torres Marítima, refuerzan su posición como el centro logístico más relevante del noroeste de España en el ámbito de los graneles agroalimentarios.

De esta manera, Galigrain acometerá una ampliación de sus instalaciones con una nueva nave y un nuevo módulo de almacenamiento, con lo que la superficie de la concesión se ampliará en 26.888 metros cuadrados y llegará a 63.600 metros cuadrados. El sistema mecanizado de descarga y transporte de la mercancía desde los buques hasta los almacenes será un circuito cerrado de cintas y torres de transferencia. La inversión está estimada en 14 millones de euros, lo que elevará la inversión de esta empresa en Langosteira hasta 27 millones de euros. Terminales Marítimos de Galicia (TMGA), por su parte, obtuvo la autorización para construir también un sistema automático de descarga.

TMGA invertirá en esta mejora tres millones de euros, que se suman a los 4,2 millones que destinará la empresa a la construcción de dos nuevas naves. Con todo ello, la firma contará con 43.000 metros cuadrados con inversiones de 15,5 millones de euros.

Desde 2015, Langosteira ha acogido cerca de 400 operaciones de descarga de cereales, con un total de 5 millones de toneladas. El grano se destina a la alimentación de la cabaña ganadera y avícola de Galicia y tiene gran impacto económico en el sector.

Comentarios