Lage Tuñas apunta a enero para ver frutos del diálogo con Marea Atlántica

La alcaldesa y los miembros del Gobierno local entrando al salón de plenos | Pedro puig
|

Ayer se celebraba el último pleno, de carácter extraordinario, del año y, a pesar de las reiteradas peticiones de los partidos de la corporación para que esta última sesión fuese para aprobar unos nuevos presupuestos, no fue así. No obstante, el portavoz del Gobierno municipal, José Manuel Lage Tuñas apuntaba, durante una de sus intervenciones, que espera que el diálogo, en materia presupuestaria, con la Marea Atlántica, “conclúa con froitos en xaneiro”.

A pesar de que las cuentas para el 2022 centraron parte de las intervenciones del último pleno del año, este había sido convocado con otro fin, la aprobación de la Cuenta General del año 2020 y de las nuevas ordenanzas fiscales para el 2022.

La aprobación de la cuenta general, con los votos favorables del PSOE y de la Marea, muestra, según Lage, “o bo traballo realizado”, al conseguir rebajar “a débeda viva” en cerca de 30 millones.

No obstante, la oposición, que no impidió la aprobación, mostró ciertos matices, como fue el caso del portavoz del BNG, Francisco Jorquera, quien apuntaba a los bajos grados de ejecución de capítulos como las inversiones reales o las transferencias de capital. También al grado de inversiones señalaba su homóloga en el PP, Rosa Gallego, que aprovechó la sesión de ayer para hacer entrega al Ejecutivo local de su propuesta para los próximos presupuestos del Ayuntamiento, para los que contabilizaron acciones por 100 millones de euros.



Ordenanzas


Por otro lado, el pleno aprobó, de manera definitiva, doce nuevas ordenanzas fiscales para el año 2022, con hasta catorce bonificaciones distintas, según explicaba el portavoz del Gobierno.

Así se añaden modificaciones, como la introducción de una tasa de 100 euros para tramitar expedientes de deficiencias o informes de edificación.

También se incluyen bonificaciones en la ordenanza que regula la tasa de recogida de residuos, como las reducciones a las familias numerosas o monoparentales, así como a los hogares que usen composteros. También se implantará una nueva tasa de recogida para las viviendas de uso turístico.

Como ya se anunció hace unos meses, se aprobó una tasa para el uso de espacios públicos por parte de las compañías de telefonía móvil.

Los eventos declarados de “interese xeral” que se celebren en las plantas superiores de los mercados de San Agustín y de la plaza de Lugo no pagarán tasas, mientras que los organizados por entidades benéficas optarán a una reducción del 50%.

También estarán exentas del pago de las tasas por el uso de instalaciones deportivas municipales las organizaciones de evento sin ánimo de lucro en este tipo de recintos. 

Lage Tuñas apunta a enero para ver frutos del diálogo con Marea Atlántica