“Es insoportable”, dicen los vecinos de Os Mallos sobre los incidentes en la zona

Entrada al aparcamiento de la ronda de Outeiro, a la altura de dos locutorios entre los número 131 y 137 | quintana

Los vecinos de Os Mallos alertan de los nuevos incidentes diarios que se producen en el entorno de dos locales que se encuentran entre los números 137 y 131 de la ronda de Outeiro. Este mismo fin de semana los residentes de la zona fueron testigos de la detención de un hombre que portaba una navaja y que agredió a una mujer en ese mismo punto de la calle. “Es algo insoportable. Estamos totalmente desbordados”, asegura el presidente de Distrito Mallos, José Salgado. Los residentes del barrio señalan como puntos conflictivos dos locutorios donde “la gente compra las bebidas y se pasan en el exterior hasta altas horas de la madrugada haciendo ruido, molestando y ensuciando”.


Si bien esta situación no es nueva, Salgado reconoce que en los últimos días ha empeorado. “Llamamos a la policía pero no ponen solución, ya que alegan que estar en la acera no es un delito. Hay borrachos, gente drogada y estamos desesperados. Se pasan 24 horas fuera de estos locales y además de que hay más gente estos días, también hacen allí sus necesidades”, dice.


El presidente de Distrito Mallos, que gestiona el aparcamiento de la ronda de Outeiro, explica que los trabajadores del mismo están “realmente asustados”, ya que se trata de individuos “violentos” que se “meten con la gente que pasan por allí”.


Cuando los usuarios tratan de salir por las escaleras del párking, afirma, “muchos no se lo permiten. Siempre están en grupos de siete u ocho personas y también tenemos miedo de que algún día haya un accidente porque están borrachos e igual algún día sale un coche del aparcamiento y pasa algo”.

 

 

Vigilancia


Desde la Plataforma Veciñal Os Mallos instan a aumentar la presencia policial. “Como cada año la reducción de personal en las fuerzas de seguridad para los barrios, ya que se focalizan en la zona centro, tiene como repercusión inmediata el repunte de violencia en las calles, especialmente donde la situación es siempre bastante delicada, lo que se ve reflejado en incidentes como el de la ronda de Outeiro”. Además, destacan que en este punto de la calle llevan tiempo con problemas diarios.


Hace tres meses los vecinos de este distrito pidieron recuperar la presencia de patrullas de la Policía Local y Nacional al percibir un descenso de vigilancia tras el descenso de incidentes. “No es que la situación estuviese mejor o peor, sino que llegó a un punto que era pasable, pero la vigilancia tiene que ser algo constante porque si se retiran pueden volver a actuar las personas que hicieron tanto daño en el barrio”. El representante de los comerciantes relataba por aquel entonces que, por las noches, en la ronda de Outeiro sería necesaria la presencia de agentes.


Ante las llamadas a la Policía de los residentes de las viviendas cercanas a este punto, el presidente de Distrito Mallos explica que “o no les hacen caso o pasan las patrullas pero sin llegar a bajarse del coche, por lo que no impiden que continúe el ruido”.


Unido a esta petición, los vecinos de Os Mallos insisten también en la necesidad de aumentar la iluminación en las calles del distrito, algo que ya solicitaron hace meses y que consideran que sigue igual, lo que genera sensación de peligro. 

“Es insoportable”, dicen los vecinos de Os Mallos sobre los incidentes en la zona

Te puede interesar