Inés Rey califica como “clarificador” el informe de la Valedora sobre el Orzán

Varias personas caminan por la calle del Socorro, en el Orzán | patricia g. fraga

La alcaldesa, Inés Rey, define como “clarificador” el informe emitido por la Valedora do Pobo en relación a las numerosas denuncias de los vecinos del Orzán por el ruido nocturno que les mantiene despiertos cuatro noches a la semana.


La regidora municipal, en una entrevista concedida al programa “Voces de A Coruña”, aseguró que el Gobierno local ya cumple dos de las tres recomendaciones que se reflejan en el documento de la defensora del pueblo: “Una es que se trate el tema en una junta local de seguridad, que es una reunión del Ayuntamiento con la Subdelegación del Gobierno y los cuerpos de seguridad. Esto ya se hace y se volverá a tratar”.


La segunda, dijo, es “que se consideren las sanciones reiteradas como agravante y eso ya está en la ordenanza”. La institución instó al Ayuntamiento a realizar, además, una campaña de sensibilización, un hecho que “estamos trabajando con los clientes y los locales, porque el problema es a la salida, cuando se junta la gente”, explicó Rey, quien reiteró la necesaria compatibilización “del ocio nocturno con el descanso de los vecinos”.


Encuentro

La Asociación de Vecinos Ensenada del Orzán, por su parte, demanda una reunión con representantes del Gobierno local para trabajar de forma conjunta en una solución.

El presidente de la entidad, José Luis Méndez, adelantaba esta misma semana que “sabemos que el Ayuntamiento va a responder al informe de la Valedora defendiendo que hay más policías y más patrullas, cuando la realidad es que no se está haciendo lo que hay que hacer, como sancionar”. Por ello, Méndez tiene la esperanza de que se ponga fin “a tres años en los que hemos notado que este Gobierno nos ha dado la espalda y nos ha intentando hacer creer que estamos exagerando”.


No es la primera vez que los representantes vecinales solicitan un encuentro con el Ayuntamiento. “Llevamos tres años pidiendo sentarnos con ellos y nada. Solo queremos que se cumplan las ordenanzas y la primera cosa que hay que hacer es que se pongan en la piel de quien padece el problema”, dice el presidente.


Procedimiento

El Ejecutivo local tiene un plazo de un mes para responder al organismo, que pide la adopción de medidas extraordinarias “de especial intensidad”. Si bien la defensora espera “que se avance mucho en este tema”, también podría recibir un rechazo a su petición.


Tras aceptar a trámite varias denuncias de los residentes de este barrio, la Valedora apoyó la acusación contra el Ayuntamiento por dejación de funciones en su obligación de garantizar el derecho al descanso nocturno de los ciudadanos. Además, la defensora de los ciudadanos ve lógico que “las personas afectadas expresen a esta institución su desazón e impotencia, porque conviven con un ruido no deseado y nocivo, que perturba su calidad de vida y con una inseguridad ante la que reciben indefensión”.


Con el objetivo de que la Administración local no permanezca pasiva ante los problemas, la Valedora urge al Ayuntamiento a “que se impulsen los procedimientos sancionadores hasta la total resolución y ejecución”. Fuentes del organismo relatan el proceso desarrollado desde que se recibieron las denuncias de los vecinos.


“Se estructuró el estudio de la problemática en un doble plano: por una parte se comprobó la falta de respuesta a retirados escritos de la ciudadanía y, con las funciones propias de esta institución, se le dice al Ayuntamiento que tienen que contestar”, explican. A continuación, y tras los informes que se recibieron, “se llega a la conclusión de que se constata el problema, no solo de comunicación acústica, sino también de seguridad en la zona”.


De esta forma, la Valedora do Pobo asegura que “se perturba la convivencia pacífica que tiene que haber”. Por ello, el Gobierno local ha recibido un recordatorio de deberes legales “porque se constata que hay una gran cantidad de infracciones administrativas que no se sabe si se han sancionado, si hay medidas cautelares o si se han ejecutado”.


Críticas de la oposición

El PP registró una moción para el pleno de marzo en la que instaba a Rey a recuperar el dispositivo policial con el fin de asegurar el cumplimiento de las ordenanzas, acabar con los actos delictivos, y garantizar el derecho al descanso. “Pero nuestra propuesta no se pudo ni votar, aunque de haberse aprobado sabíamos que no iba a servir para nada porque hemos presentado otras mociones y preguntas al respecto, e incluso un pleno extraordinario sobre inseguridad, sin que Inés Rey haya hecho nada”, afirma la portavoz popular, Rosa Gallego.


La formación exige, por lo tanto, que la regidora ponga en marcha con urgencia las medidas recogidas en el informe de la Valedora do Pobo. “Los afectados están desesperados ante la falta de soluciones de una Inés Rey que duerme tranquila porque, según ella, no hay ningún problema y el botellón ya no existe”, dijo.

Inés Rey califica como “clarificador” el informe de la Valedora sobre el Orzán

Te puede interesar