La incidencia en A Coruña muestra una tendencia descendente desde final de año

Aunque el crecimiento diario de casos activos en el área sanitaria de A Coruña-Cee pueda dar la impresión contraria, en la ciudad de A Coruña –y la mayoría de su comarca– empieza a haber indicios de que la sexta ola está empezando a frenar. Así lo demuestra la tendencia descendente que muestra la incidencia acumulada desde el fin de año.


La razón de tasas, que mide la incidencia de una semana con respecto a la que había en la anterior, permite ver cómo la repercusión del covid-19 en la ciudad coruñesa tocó techo el 30 de diciembre y a partir de ahí inició un paulatino descenso. En esta razón de tasas, calculada como un cociente entre la incidencia en un día de la semana y el de la misma jornada de la anterior, la estabilidad se observa en el momento en el que la cifra se acerca a 1, mientras que si se aleja hacia arriba indica que la incidencia está disparada y si está por debajo de la unidad es que ya se está reduciendo.


SBTol raz n de tasas de ia en a coru a a 14 d as (1)



Si bien es cierto que en A Coruña todavía no se puede decir que ni la incidencia a 14 ni a 7 días estén bajando –solo lo hacen aún en días puntuales, como por ejemplo el de ayer–, lo que es verdad es que tras el pico del 30 de diciembre, en el que la razón de tasas de la IA a 14 días estaba en 2,33 –es decir, que las cifras habían empeorado mucho con respecto a la semana anterior–, se inició una paulatina mengua, hasta que ayer se situaba en 1,15, al borde de la estabilidad y muy cerca de poder empezar a hablar de descenso de la incidencia. Lo mismo ocurre con la IA a 7 días, que tras el máximo de 2,76 del 29 de diciembre ayer ya estaba en 0,87, en su tercera jornada de reducción.


Con todo, es cierto que esta sexta ola marcada por la variante Ómicron y las vacunas sigue sin tocar techo en cuanto a casos activos se refiere, algo que la Xunta espera que ocurra entorno a la próxima semana. Ayer volvieron a incrementarse los casos activos en otros 764 después de que se anotasen más de un millar de nuevos contagios –la mayoría, más de 600 mediante los autotest– y se decretaran 405 altas. La mejor noticia fue la reducción de la presión hospitalaria, ya que hay tres personas ingresadas menos. En total son 101, de las que trece están en cuidados intensivos. Además, ayer se comunicó el fallecimiento de una mujer de 91 años en el Chuac.


Ayer se reactivaron los puntos de cribado del Sergas, de tal manera que en el área de A Coruña-Cee se pueden hacer con autocita en la Casa del Mar y O Ventorrillo, en el Fórum de Carballo y en la Casa da Cultura de Cee. Mientras, sin cita hay en la estación de tren –donde ayer se registraron colas– y Alvedro, aunque en este caso solo para viajeros.

La incidencia en A Coruña muestra una tendencia descendente desde final de año

Te puede interesar