viernes 4/12/20

Los grandes promotores del Ofimático alertan de los posibles problemas del cambio del PGOM

Las obras básicas de urbanización en el Parque Ofimático para dar las primeras licencias de ocupación están a punto de terminar, pero esta cuestión no ha logrado cerrar los desencuentros

En el Ofimático se desarrollan las obras básicas de urbanización | aec
En el Ofimático se desarrollan las obras básicas de urbanización | aec

Las obras básicas de urbanización en el Parque Ofimático para dar las primeras licencias de ocupación están a punto de terminar, pero esta cuestión no ha logrado cerrar los desencuentros que se producen alrededor del futuro polígono residencial. La Asociación Parque Ofimático 2010, que agrupa a muchos de los grandes promotores, advirtió ayer de la gran preocupación que le generan los cambios en el plan parcial y el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) anunciados por el Ayuntamiento antes del puente. Los constructores se quejan de que este nuevo paso arrojará más inseguridad jurídica sobre sus propiedades y sus derechos así como sobre los tiempos de desarrollo del ámbito. También creen que tendrá consecuencias negativas para los cooperativistas. 

Hace unos día, el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, reveló que la Marea trabaja en una modificación del PGOM para excluir San Vicente de Elviña “do ámbito do Ofimático para protexer o núcleo e darlle seguridade xurídica ao polígono”. Sin embargo, para la Asociación Parque Ofimático 2010 y para sus miembros la decisión municipal no hace más que acrecentar esa inestabilidad que vienen padeciendo y que impide que puedan plantearse nuevas promociones de viviendas en la zona en el corto plazo pese a que la demanda ha crecido en A Coruña y que existe el interés de las compañías. 

El edil comentó que había analizado estas cuestiones en la reunión de la comisión de seguimiento del martes pasado, pero desde la plataforma de propietarios aseguran que la situación actual no se aclaró tanto como quiso hacer ver el Gobierno local. Hubo cosas que ni siquiera se pusieron sobre la mesa. “Los propietarios del ámbito estamos muy preocupados por las consecuencias que puede tener no solo modificar el plan parcial sino hacer una modificación puntual del plan general”, reconocieron ayer. 

Sin información
El colectivo se queja de que no se le ha informado de si estos cambios previstos de manera unilateral por el Consistorio supondrán una suspensión de la concesión de licencias –aunque afirma que aún no se han solicitado porque depende de la urbanización de todo el polígono por parte de la Administración pública, como se había pactado en agosto de 2016– y en qué ámbitos se podrían producir las pérdidas para los dueños de los terrenos. Asimismo recuerda que una modificación en un documento como el PGOM se puede retrasar mucho en el tiempo, dañando nuevamente los intereses de las empresas que estuvieran esperando las actuaciones finales para comenzar a edificar. Todo ello incidiría en esa inseguridad jurídica de la que Parque Ofimático 2010 ha hablado en numerosas ocasiones, dado que no sabe de qué manera se respetarán los derechos adquiridos como propietarios. 
La asociación denuncia que estas cuestiones no se trataron en los encuentros de la comisión de seguimiento y no han obtenido una nueva llamada desde María Pita para reunirse. “Esto es embarrar el asunto y complicarlo todo en vez de limitarse a hacer lo que tenían que hacer, que era adaptar la reparcelación a la modificación del plan parcial de 2014, redactar el proyecto de urbanización del resto del ámbito, contratarlo, licitarlo y adjudicarlo lo antes posible...”, insiste; puesto que, según añade, al no mantener vivos estos compromisos la Marea ha incumplido una parte muy importante del protocolo de actuación que se rubricó en agosto de 2016. 

En esta situación de “absoluta desigualdad”, en la que la única parte del acuerdo que se ha sacado adelante es urbanizar aquel espacio necesario para conceder las licencias de primera ocupación a los cooperativistas, sostiene que no se blindan todas las garantías jurídicas tal y como transmitió Varela. Para la agrupación el hecho de que de momento solo la Xunta pidiese un permiso de obra en el Ofimático refleja “las dudas más que razonables de que realmente se pueda seguir desarrollando el resto” que tiene el sector “porque el Ayuntamiento no ha cumplido con sus deberes y la ejecución no está garantizada”. 
Según ha podido saber este diario, esta última fue una de las explicaciones que se le dio al Ejecutivo autonómico para denegar su solicitud de licencia para construir 40 pisos destinados a uso social (así como cuestiones técnicas).

Comentarios