El Gobierno local pone en marcha la renovación del alumbrado público

La alcaldesa, Inés Rey, en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno local extraordinaria | Patricia G. Fraga

El Gobierno local acometerá la renovación del alumbrado público de todos los barrios de la ciudad. Esta actuación fue aprobada hoy en una Junta de Gobierno local extraordinaria y contará con un presupuesto de quince millones de euros en la primera fase de la sustitución de las luminarias.


Financiada por fondos Feder a través del IDAE, la renovación permitirá cambiar las lámparas obsoletas por dispositivos de última generación y tecnología led, regulados por tramos horarios.


La alcaldesa, Inés Rey, presentó hoy esta y otras inversiones aprobadas en la Junta de Gobierno local que suman casi veinte millones de euros. “Supondrá una mejora de la iluminación en todos los barrios y un ahorro en el gasto energético que permitirá liberar recursos municipales”, dijo.


En total se renovarán 21.000 puntos de luz, 12.000 en esta primera fase, en los barrios de Eirís, O Castrillón, A Gaiteira, Cuatro Caminos, Mesoiro, Novo Mesoiro y Feáns. La inversión de la actuación completa será de 30,4 millones de euros y doce de ellos proceden del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. “También ayudaremos así a reducir las emisiones de CO2, evitando que casi 6.000 toneladas de dióxido de carbono lleguen a la atmósfera cada año”, apuntó la regidora municipal.


Más actuaciones

En esta primera fase de la intervención también se actuará en 305 centros de mando para controlar y regular, de forma remota, la intensidad de la iluminación.


Por otra parte, la alcaldesa anunció que la Junta de Gobierno local también dio luz verde a la licitación de las obras para la reforma integral del centro cívico de O Birloque por cerca de 800.000 euros. Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, permitirán la mejora de la accesibilidad del centro y la creación de un aula virtual TIC, que facilitará el acceso a internet a los vecinos que acudan al lugar.


“Con esta medida buscamos incrementar las competencias digitales de las personas usuarias, reduciendo la brecha digital y ayudar, además, a la mejora en la empleabilidad de los colectivos más vulnerables y en riesgo de exclusión social”, añadió Inés Rey ante los medios de comunicación. En la rueda de prensa también se comunicó la licitación de la creación de una glorieta entre la calle de Ramón y Cajal y la avenida del Ejército por más de 500.000 euros, con un plazo de ejecución de seis meses. La junta, a mayores, dio luz verde a la reorganización de la avenida de Fernández Latorre, con un nuevo tramo de carril bici, por 760.000 euros, con un plazo de ejecución de siete meses. Esta actuación cuenta con el apoyo de los fondos Next Generation.


También se licitó por 550.000 euros la construcción de un nuevo tramo de carril bici de 1,2 kilómetros y la renovación del entorno en el entorno de Riazor, con un plazo de ejecución de doce meses.

El Gobierno local pone en marcha la renovación del alumbrado público

Te puede interesar