La dependencia de los coruñeses del gas natural creció un 13% en diez años

Antigua instalación gasera y/o gasoil en el barrio de Matogrande de Naturgy, que ahora los vecinos quieren que se convierta en un espacio verde | javier alborés

La crisis energética que está viviendo Europa debido, en parte, a la guerra con Ucrania y en parte, a la política medioambiental seguida por la agenda 2030 ha provocado un alza continuada en los precios que ha vuelto cada vez más preocupado a los coruñeses de los costes de la energía: es habitual ver colas delante de la oficinas de atención al cliente de Naturgy con afectados esperando su turno para debatir su factura, con la esperanza de la cifra que figura en ella sea un error. Ahora, lo que más preocupa es el precio de la electricidad pero cuando acabe el verano, la calefacción dejará paso al aire acondicionado, y los coruñeses lo notarán aún más. No en vano, en los últimos diez años, los residentes en A Coruña se han vuelto cada vez más dependientes del gas natural. Su consumo ha aumentado un 13% tanto en los hogares como en los comercios, según las estadísticas municipales. 
Pero mientras los comercios lo han reducido, los hogares coruñeses los que más han aumentado su consumo de gas natural en los últimos tiempos y los que, por tanto, se encuentran más amenazados por la subida de este combustible. En los últimos años, este sistema de calefacción ha ido ganando adeptos entre los coruñeses, sustituyendo otros gases como el propano o el butano. Desde 2013, primer año en el que se segrega el consumo de hogares por habitante y año del comercial, se puede ver una progresión a un mayor consumo, pasando de 664,84 kilovatios/hora por habitante y año a los 730,77 que se registraron el año pasado.
 

Como con todo, el consumo de gas natural se vio afectado por la pandemia. Las mismas fuentes consideran que las medidas restrictivas que se tomaron repercutieron en el consumo energético así que, a pesar del confinamiento, los hogares coruñeses no vieron aumentar su consumo de este combustible (660,221). Descendió levemente, pero se mantuvo pro encima de otros años, como 2017 (650,83). 
 

Sector industrial 

El que si registró una reducción significativa del consumo fue el sector industrial, como aparece reflejado en las estadísticas municipales. En 2021, el consumo industrial por habitante y año fue de 874,40 kilovatios hora, lo que significa una caída del 15% respecto a lo 1.025 de 2019.
 

El sector industrial es el que más gas natural consume en A Coruña: en total, de los 529.589.060 kilovatios hora consumidos el año pasado, 265.758.117 pertenecían a este sector, que ahora quema más gas que nunca. Los hogares coruñeses apenas han vuelto a los niveles de consumo de 2019 pero, a juzgar por las advertencias de Bruselas, que pide que España recorte un 15% su consumo de gas en este invierno, es posible que  pronto vuelva a los niveles de la pandemia aunque la ministra de Industria, Teresa Ribera, haya negado por el momento que vaya a haber racionamientos.

La dependencia de los coruñeses del gas natural creció un 13% en diez años

Te puede interesar