Curiosidades coruñesas: la relación jurada de las cuentas municipales

Bahía y ciudad coruñesa a finales del siglo XVIII
|

Dentro de las curiosidades coruñesas hallamos esta relación jurada de interés sobre la recaudación impositiva de entonces.


El 12 septiembre de 1693 en A Coruña da cuenta de una declaración jurada de la justicia y regimiento de la Muy Noble y Leal Ciudad de La Coruña en el reino de Galicia que da el valor que tienen los propios y rentas de ella. Lo que producen en cada año, así como los que están arrendados y encabezados, como los que no lo están y de los arbitrios que hasta hoy día está usando esta ciudad, su cantidad y en que se aplican, gastan y distribuyen, en virtud de lo mandado por el presidente de Castilla, por su orden de 27 de mayo del presente año. En forma y manera siguiente:


Tasa del portazgo: Tiene la ciudad por propios la renta del portazgo, rematada en Sebastián Duro, vecino de esta ciudad, en 13.600 maravedíes


Barca del Pasaje: El arriendo de la barca del Pasaje de esta ciudad la trae José Sánchez, por tres años paga la cantidad de 155.074 maravedíes.


Peso de la harina: Importan las rentas del peso de la harina, en cada uno de los tres años en que remató en Domingo Ballesteros, por 24.735 maravedíes


Banastera: Importa este derecho la renta de las banastas y pipas de sardinas, arriendo que se hizo en Sebastián Duro por 19.380 maravedíes.


Fueros de Casas y Heredades: Lo que paga de fueros de casas, huertos y prados que tienen en esta ciudad como propios suyos, en cada año se cargan al mayordomo de propios de ella por 24.332 maravedíes


Censo de Carracedo: Cada año pagan los herederos de Francisco Carracedo por los réditos de cien ducados de principal que tienen a censo y les ha dado la ciudad. Se aplican para los propios de ella 1.870 maravedíes.


Importe de cada año por el alquiler de una lonja que está debajo de las casas del Ayuntamiento de esta ciudad (en la plaza de la Harina) en que se meten los granos por 2.244 maravedíes. La suma total es de 241.237 maravedíes.


También se refleja la cantidad que se gasta en cada una y en los efectos y cosas siguientes:


Salario de corregidor: Se le pagan de dichos propios de salario cada año 36.600 maravedíes.


Fiestas: Para las fiestas públicas del Voto de esta ciudad, que se hacen cada año, por haberla librado de la invasión de la armada inglesa y del voto que se hizo en gracias de haberla librado del incendio de la Torre de la Pólvora, (polvorín viejo, hoy jardín de San Carlos) de la fiesta por la Purísima Concepción, la de Santa Isabel y San Juan, en virtud de la Real cédula de su majestad, despachada por su Real consejo en 20 de enero del año de 1655 a petición de esta ciudad, se le concedió facultad para que pudiese gastar en dichas fiestas públicas en cada año cien mil maravedíes.


Regidores: En virtud de la Real cédula de los reyes don Fernando y doña Isabel, de fecha de 29 de mayo de 1476. Está señalado a cada regidor en cada año mil maravedíes de salario, que al presente se compone el ayuntamiento de veinticuatro regidores, en total 24.000 maravedíes.


Cirujano del Ayuntamiento: Juan de Ortega y Castro, cirujano perpetuo de esta ciudad, tiene de salario en cada año por dar fe de los ayuntamientos que llega a 1.000 maravedíes.


Secretario de Ayuntamiento: Se libran por su salario cada año otros 1.000.


Porteros de Ayuntamiento: A mil maravedíes a cada uno se le libran un total de 3.000.


Procurador general de esta ciudad: Tiene un salario anual de 1.000 maravedíes


Fiscal público de esta ciudad: Tiene de salario anual 4.000 maravedíes


Abogado de esta ciudad: se le pagan cada año 4.000 maravedíes.


Procurador general de la ciudad: 1.500 maravedíes.


Corresponsal de esta ciudad: Se le libran un total de 3.500 maravedíes en cada año, para pagar portes de cartas como es costumbre y los cobre con libranza de la ciudad del mayordomo de propios.


Mayordomo de propios: Se le pagan en cada un año por razón de propios y rentas el tres por ciento de todo el caudal que entra en su poder, conforme a lo dicho le corresponden 7.237 maravedíes.


Maceros de la ciudad: Se les da cada año una ayuda de costa de 1.500 maravedíes a cada uno por el trabajo y ocupación en asistir y llevar las mazas en los actos públicos de la ciudad, en total 3.000 maravedíes.


Papel sellado para el libro de Ayuntamiento luces y otros gastos: Para el libro de Ayuntamiento, donde se escriben los ayuntamientos de cada año y para otros despachos de poderes y cosas que se ofrecen, y para luces, cuando se hacen los ayuntamientos de noche por ser los más de ellos a la tarde, y para la tinta, plumas y polvos.


Se libran en propios cada año lo que montan estos gastos, unos años son más y otros menos, con lo que por presupuesto. Sé pone 10.000 maravedíes.


Salario del que sirve los derechos del papel sellado: Se libran a favor de Francisco Martínez, vecino de esta ciudad, sobre los propios, por servicio del papel sellado de esta ciudad y provincia, un total de 17.000 maravedíes


“Todo lo que damos por relación cierta y verdadera, según todo ello fue sacado de los libros y papeles y más autos que pasan en el archivo de la ciudad y al cual nos referimos y firmamos con el presidente”. Y firma el escribano de Ayuntamiento de la dicha ciudad a 12 de septiembre de 1693.


El contenido de esta relación es más extenso y a su vez muy interesante, ya que en el documento se refleja la vida oficial de este tiempo.

Curiosidades coruñesas: la relación jurada de las cuentas municipales