Los coruñeses pagaban de media en mayo 30 euros más por el alquiler que en 2021

Dos personas observan los carteles de una inmobiliaria | quintana

El precio de los alquileres ha proseguido su alza durante los primeros meses del presente 2022. Tanto es así, que en el mes de mayo, los coruñeses pagaban, de media, 30 euros más por el alquiler de viviendas que durante el pasado 2021.


De este modo, hasta el mes de mayo, el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) contabilizaba en la ciudad unas 2.079 fianzas depositadas para el alquiler de una vivienda, de las que extraen que el precio medio en la ciudad asciende a 561,2 euros, de media.


Esto supone un aumento de casi 30 euros con respecto al pasado año, cuando el IGVS calculaba, al fin del 2021, que los coruñeses pagaban 532,9 euros, de media, en base a los datos de las fianzas depositadas.


De este modo, prosigue el alza del coste del alquiler en la ciudad, que ha sido constante durante los últimos años. Según los propios datos del IGVS, en los últimos ocho años el precio del arrendamiento en la ciudad aumentó un 39,11% en los últimos ocho años.


Y es que, en el 2014, el IGVS recogía que en A Coruña se pagaba, de media, 403,4 euros por el arrendamiento de una vivienda, los que supone 157,8 euros menos de lo que se pagaba el pasado mes de mayo.


El aumento fue constante desde 2014 hasta 2018, aunque se mantenía por debajo de los 500 euros de media. Fue en 2019 cuando sobrepasó esa barrera (502,2 euros). Un año después, en 2020, los precios aumentaban otros 30 euros y se situaban en 530,2 euros.


Comparativa

El precio al cierre de 2021 (los mencionados 532,9 euros) suponía que A Coruña no era la ciudad más cara para arrendar, ya que en Vigo se gastaba, de media, 536,2 euros al mes.


Cinco meses después, la situación ha cambiado bastante, ya que, mientras en la urbe herculina el precio aumentó en unos 30 euros (561,2), en la olívica el alza fue de tan solo ocho (544,8).


De las otras grandes ciudades gallegas, solo en Pontevedra se superan también los 500 euros mensuales (518,8 euros). En el resto de los grandes ayuntamientos el precio es bastante menor, ya que en Santiago se pagaba en mayo 488,4 euros (cuatro más que en 2021), mientras que en Ourense se gastaban al mes 432,8 euros (seis más). En Ferrol la diferencia es aun mayor, ya que el precio medio es de 386,5 euros (ocho más que en 2021).


La única de las ciudades donde caen las cotizaciones del alquiler es en Lugo, ya que en mayo se pagaba 407,5 euros, frente a los 408,1 de 2021.

Los coruñeses pagaban de media en mayo 30 euros más por el alquiler que en 2021

Te puede interesar