viernes 18/9/20

A Coruña registra más venta de pisos que las otras tres capitales de provincia juntas

A Coruña no pierde su posición predominante en el mercado inmobiliario gallego ni en una realidad en la que el stock de vivienda nueva o de protección oficial es cada vez más testimonial.

Monte Alto es uno de los barrios en los que se conjuga oferta de vivienda nueva y usada | patricia g. fraga
Monte Alto es uno de los barrios en los que se conjuga oferta de vivienda nueva y usada | patricia g. fraga

A Coruña no pierde su posición predominante en el mercado inmobiliario gallego ni en una realidad en la que el stock de vivienda nueva o de protección oficial es cada vez más testimonial. El tirón que tiene la ciudad entre los potenciales compradores es tal que los últimos datos reflejan que en esta capital de provincia se realizan más transacciones que en el resto de ciudades de su nivel juntas. En los nueve primeros meses de 2017 los promotores y gestores despacharon casi 1.700 pisos.
Los estudios del ámbito de la vivienda hechos públicos por el Ministerio de Fomento indican que entre enero y septiembre de 2017 en A Coruña se registraron 1.678 traspasos de llaves de casas. Estos datos no dejan de crecer en el municipio desde que hace un par de años muchos ciudadanos recuperaron el interés por adquirir vivienda una vez pasados los peores momentos de la crisis.
En el mismo período de 2016 los registros pasaban poco de las 1.500 operaciones registradas. La evolución es tal que la urbe tuvo más ventas sola que las otras tres capitales de provincia, Lugo, Ourense y Pontevedra juntas, a pesar de que en esos municipios también se va recuperando la demanda. Estos sumaron durante el mismo período los 559 pisos de Lugo, los 492 de Ourense y los 434 de Pontevedra alcanzando el total de 1.485. Es decir, en este rincón de la comunidad se vendieron casi 200 propiedades más y hubo una diferencia de un 11,5%.

Vigo, la principal competencia
Los agentes y promotores que operan en la ciudad de Vigo está más cerca de alcanzar los resultados de A Coruña gracias a los 1.537 cambios de dueño y a que la falta de cifras oficiales del último trimestre de 2017 le darían el margen de poder crecer por encima. No obstante, no parece probable dado que en los últimos años también el período de octubre a diciembre era muy fructífero en el ayuntamiento coruñés.
Por ejemplo, el área de Pontevedra, una de las más pobladas y con municipios más conocidos, tampoco pudo llegar ni a la tercera parte de las transacciones que se hicieron efectivas aquí.
Los números a nivel comarcal también refrendan ese primer lugar del área en el ranking dentro de Galicia. El de Vigo es uno de los entornos con más residentes, partiendo de la base de que la cabecera de comarca es la urbe con un padrón más alto de la comunidad gallega, y aún así en nueve meses se contabilizaron 2.027 expedientes contra los 2.559 que tiene A Coruña con especial movimiento en las localidades limítrofes de Oleiros (233), Culleredo (152), Cambre (140) y Arteixo (134). En términos porcentuales la diferencia fue del 21%.
Por trimestres, ya solo a nivel más urbano, el segundo fue el más fuerte superando las 600 compras, mientras que el último apenas alcanzó las 503. Se analicen los trimestres por separado o juntos lo que se mantiene es el tipo de viviendas que salen pronto del mercado. Sobre todo se está pactando con pisos y casas de carácter libre porque en los años de recesión económica apenas se construyeron hogares de protección de algún tipo.
No obstante, algunos sí se han podido vender a lo largo del pasado ejercicio porque había pasado el plazo temporal que limita el deshacerse de un bien inmueble por el que se habían obtenido ayudas públicas. Así, a falta de tres meses para el cierre global, se acordaron solo 30 traspasos de apartamentos protegidos, bastante por debajo del balance de 2016.

Subida de la segunda mano
Para este 2018 existe la intención de construir algunos edificios sociales nuevos, como uno que tiene en mente la Consellería de Vivenda e Infraestruturas en el futuro polígono residencial del Parque Ofimático que todavía no ha salido adelante por las trabas del Gobierno municipal. En cuanto a la antigüedad de la vivienda, cada vez se pueden encontrar menos casas consideradas nuevas.
El sector operó con 162 que quedan en edificios a medio vender o algún inmueble que se encuentra en plenas obras y que se está vendiendo sobre plano como los del polígono residencial de Náutica, cuyos trabajos siguen adelante porque las licencias databan de antes de la llegada del actual Ejecutivo local.
El mismo caso se puede estar dando en pequeñas zonas como la plaza de la Fábrica de Tabacos, Monte Alto –en donde hay algunas propiedades cuyos acuerdos gestiona directamente la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria)– o la avenida de Finisterre porque los proyectos para promociones nuevas se están fugando a zonas limítrofes y muchos de los hogares que habían ido quedando se liquidaron hace unos años.
El resto de las casas adquiridas fueron, en general, con anterior ocupante pero ante la falta de propuestas a estrenar el precio de las primeras se ha ido disparando en los últimos años.

Comentarios