domingo 24/1/21

El Consistorio tiene un mes para negociar el presupuesto si lo quiere aprobar antes de 2020

El Gobierno local mantendrá hoy la primera reunión con el BNG para buscar su apoyo a las cuentas
La semana pasada tuvo lugar la primera reunión entre el Gobierno local y la Marea Atlántica | quintana
La semana pasada tuvo lugar la primera reunión entre el Gobierno local y la Marea Atlántica | quintana

El Gobierno local cuenta con un plazo de un mes para negociar y llevar a pleno el presupuesto para su aprobación inicial si quiere que esté listo antes de final del año.

La alcaldesa, Inés Rey, aseguró desde su llegada a María Pita que uno de sus objetivos era cambiar la dinámica del mandato pasado y que la ciudad contase al inicio del año con un nuevo presupuesto.

Después de que la semana pasada comenzasen las negociaciones con la Marea y hoy lo hagan con el BNG, el Gobierno local tiene hasta el 12 de noviembre para llevar las cuentas al salón de plenos para su aprobación inicial. Antes de eso deberá alcanzar un acuerdo para asegurarse la mayoría en el salón de plenos y pasar por la Comisión de Hacienda para su dictamen.

Una vez que se apruebe de manera inicial en el salón de plenos, se abre un período de alegaciones de quince días hábiles, a los que posteriormente hay que sumar otros días para que sean informadas a favor o en contra. 

En caso de que no hubiese modificaciones significativas, el presupuesto tendría que volver al salón de plenos para su aprobación definitiva y posteriormente ser publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Una vez cumplido este último trámite, la ciudad podrá contar con un nuevo presupuesto desde el 1 de enero.

A priori el Gobierno local no debería encontrar excesivos problemas para asegurarse, como mínimo, el apoyo de la Marea en el pleno, que sería suficiente. Aunque tampoco se espera un acuerdo exprés, la celebración de elecciones generales el 10 de noviembre podría provocar que el pleno de aprobación inicial no se haga antes de esa fecha para evitar imágenes de apoyos entre formaciones en vísperas de la cita electoral. Inés Rey aseguró recientemente que los asuntos municipales debían de ser independientes de los estatales, pero la relación es inevitable.

Comentarios