Condenados tres miembros de una organización por robar a traficantes de droga

La Audiencia Provincial de A Coruña, tras el acuerdo alcanzado entre las partes, ha condenado a tres miembros de una organización criminal especializada en dar “vuelcos” a pequeños traficantes para apoderarse de la droga o dinero procedente de su actividad delictiva, informa el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.


La sección segunda le ha impuesto al líder de la banda cuatro años y diez meses de cárcel como autor de un delito de pertenencia a grupo criminal, de dos delitos de robo con violencia, uno en casa habitada y otro en las personas, de un delito contra la integridad moral y de dos delitos de lesiones.


A los otros dos miembros de la organización los ha condenado, respectivamente, a cuatro años y medio y a cinco años de cárcel.


Uno de ellos, señalan los jueces en la sentencia, seguía las instrucciones del líder en la ejecución de las operaciones, mientras que el otro no tenía participación directa en los asaltos, pues asumía “la función de proporcionar víctimas, haciéndoles creer que les facilitaría el contacto con posibles compradores de sustancias estupefacientes”.


Además, a otro acusado le impuso tres años y medio de cárcel por participar en uno de los robos y, a otro sospechoso, 23 meses de prisión como cómplice de un delito de robo en casa habitada. A este último le ha concedido la suspensión de la pena con la condición de que no delinca.


El tribunal también le ha concedido la suspensión condicional de la ejecución de las penas de prisión impuestas a dos de los tres miembros de la organización criminal y al participante en el asalto a una vivienda, durante un plazo de cinco años.


La suspensión ha quedado condicionada a que se sometan a tratamiento de rehabilitación de drogodependencia y a que durante ese periodo no delincan.

Al otro miembro de la organización, la pena de cinco años de prisión impuesta se le ha sustituido por la expulsión del territorio nacional, una vez se hayan cumplido dos años de prisión, sin que pueda regresar en un período de diez años.


En noviembre de 2020, tres de los sospechosos, en compañía de otra persona no identificada accedieron a una vivienda de Santa Cristina y le exigieron dinero a la persona que vivía en ella, al tiempo que la amordazaron con cinta americana y le ataron las manos y los pies con cables mientras la golpeaban.


Los jueces indican que permanecieron una media hora en el domicilio y que se apropiaron de 8.000 euros en metálico, 50 gramos de marihuana, dos teléfonos móviles, un altavoz y un jersey, tasados en 8.258 euros.


Mientras los acusados estuvieron en el piso, con el propósito de humillar a la víctima, la ataron por el cuello con un cable y le hicieron andar como si fuese un perro por la casa mientras uno de ellos grababa la escena. 

Condenados tres miembros de una organización por robar a traficantes de droga

Te puede interesar