El comercio del centro vive un repunte de actividad gracias a los turistas

La Calle Real estuvo muy concurrida por turistas en los últimos días | QUINTANA

Las predicciones del comercio local se cumplieron y el centro de la ciudad ha vivido una Semana Santa de alto nivel. El aluvión de turistas que llegaron durante estos últimos siete días se ha trasladado en un repunte de actividad que ha empujado al sector hacia el inicio de la recuperación. Los barrios, sin embargo, no han seguido la misma tendencia y, como era de esperar, se han vaciado debido a las escapadas de los coruñeses.


“Tal y como esperábamos, está habiendo un repunte de ventas gracias al turismo. Las calles están llenas de cruceristas por el centro”, asegura el tesorero de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Abel Caballero. Este, además, considera que los comerciantes “podemos estar contentos porque la Semana Santa se parece cada vez más a las previas al covid”.


Eso sí, Caballero reconoce que los barrios “están vacíos porque la gente se ha marchado por ahí”. En los distritos periféricos hay muchos autónomos que han decidido cerrar esta semana por descanso, adelantándose precisamente a la falta de clientes. Por ello, en zonas como Os Mallos, Elviña o el Ventorrillo, se pueden ver carteles de “cerrado por descanso” en varios establecimientos.


Además de los turistas que llegaron esta semana a la ciudad y ocuparon el 85% de las plazas hoteleras, los cruceristas tomaron las calles. Más de 10.000 personas llegaron al puerto coruñés en los siete cruceros que recalaron en el muelle desde el pasado lunes, lo que conlleva un importante retorno económico tanto para el comercio como la hostelería.


Apoyo

Para impulsar las ventas y tratar de animar a los comerciantes de los barrios, el presidente de Distrito Mallos, José Salgado, trasladó al Ayuntamiento hace unas semanas su intención de celebrar el “Día del pequeño comercio”.


El representante de los comerciantes considera que “el comercio vive un momento crítico en el que la competencia es enorme por la venta online y la gente lo está pasando realmente mal en el ámbito económico”.


Por ello, esta iniciativa serviría de ayuda para los comercios pequeños, “ya que muchos están en vías de desaparecer”. Salgado explica que, si se quiere que el comercio de proximidad sobreviva, “hay que ayudarle de alguna forma, y esto supondría que la gente se animase a acudir a los establecimientos de proximidad. Si no, si el comercio desaparece, tendríamos más barrios dormitorio y no habría más vida que eso en ellos”, afirma.

El comercio del centro vive un repunte de actividad gracias a los turistas

Te puede interesar