Colas en las gasolineras coruñesas en el primer día de descuento en combustible

Colas de vehículos para repostar en una gasolinera de la ciudad | quintana

Llegó el día que parecía que todos los coruñeses estaban esperando. Con la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible decretada por el Gobierno central, las gasolineras de la ciudad se vieron desbordadas durante toda la jornada. “La gente parecía que estaba aguantando bajo mínimos estos días para venir hoy a repostar”, comentaban ayer desde la gasolinera de Carbugal, en el polígono de A Grela.


Esta fue una de las que más incremento de visitantes percibió ayer, e incluso se formaron largas colas en diferentes momentos del día. Además, tuvo uno de los precios más económicos, ya que el litro de gasóleo estaba a 1,789 euros, que, con el descuento de veinte céntimos, quedaba en 1,589. Esperando su turno para llenar el depósito se encontraba José Luis, quien reconoció que “el jueves ya estaba en reserva, pero no pensaba dejarme tanto dinero pudiendo ahorrarme un par de euros, que no nos los regalan”.


En Miramar Oil, en la calle de Isaac Peral, el litro de gasolina estaba a 1,599 con descuento, y allí, los trabajadores, también notaron un empujón de visitantes “que parecía que estaban apurando el depósito hasta hoy para llenarlo”.


Afluencia

Una conductora que acudió hasta allí para llenar el depósito explicó que “fue pura casualidad” que tuviese que repostar ayer, por lo que “las colas me han cogido por sorpresa, pero no tenía otra opción”.


En la estación de servicio Repsol, de la avenida del Ejército, se vieron obligados a reforzar la plantilla para atender a todos los clientes que se acercaron a la gasolinera. Si bien este empujón de actividad estaba previsto ya el día anterior, fue tanto el trabajo que tuvieron problemas técnicos con el cobro y la red para aplicar los descuentos se cayó varias veces.


“Ha sido un día de altibajos y nos hemos visto desbordados, pero ha habido mucha afluencia y mucho interés por repostar. Parece que todos los conductores estaban a lo mismo, pero ha sido complicado por la caída del soporte técnico”, comentaron deste esta estación. Eso sí, reconocieron que “da gusto ver cómo se recupera la actividad y se vuelve poco a poco a la normalidad”. En la gasolinera de Abegondo también hubo un falló electrónico y gran afluencia de vehículos.


Unido a la rebaja del combustible también llegó el fin del paro de transportes, que finalizó el miércoles. Los transportistas habían conseguido negociar las nuevas tarifas con casi todos sus clientes, de manera que poco a poco, los piquetes abrieron la mano. Ya desde el fin de semana, la actividad había vuelto poco a poco a los polígonos comerciales e incluso al puerto.


De esta manera, finalizaba una protesta que había comenzado en el lunes 14 del pasado mes y que ha afectado severamente a muchos sectores, como la Lonja, que avanza hacia la normalidad pese a que los precios siguen siendo demasiado elevados.

Colas en las gasolineras coruñesas en el primer día de descuento en combustible

Te puede interesar