El Ayuntamiento acumula cada vez más problemas con sus contratas

El Kiosco Alfonso, o el archivo municipal no cuentan ya con vigilancia privada después de que los trabajadores abandonaran sus puestos por impago de salarios | quintana

No está siendo una buena época para la alcaldesa, Inés Rey, cuyo gobierno tiene que capear varios frentes abiertos simultáneamente. A la crisis abierta por la dimisión de su concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, que denunció el aislamiento en el que se encontraba dentro del Gobierno local, hay que añadir los problemas que surgen en muchas contratas, y que están afectando al servicio que reciben los coruñeses. El caso más notorio es, sin duda, el de la recogida de basuras, donde se produjo una oleada de sabotajes a finales de febrero, pero está lejos de ser el único.


1. Las plantillas de PreZero y FCC amenazan huelga

A finales de febrero, una campaña de sabotajes afectó al servicio de recogida de basura: camiones calcinados, contenedores en llamas, las calles llenas de basura... La alcaldesa reacción rápidamente y declaró el estado de emergencia sanitaria, lo que le permitió contratar a otra empresa, Tragsa, para apoyar la recogida de basura. Ahora la situación está normalidad, pero STL, el sindicato mayoritario en el sector, solo espera que se retire el estado de emergencia para convocar una huelga. No solo en la recogida de basuras, sino también en limpieza viaria. En el primer caso, denuncian inseguridad laboral por el mal estado de los camiones. En el segundo, incumplimiento del convenio en la subida salarial del IPC:


2. Instalaciones municipales se quedan sin seguridad

La empresa Mersant se encarga de la seguridad en varias instalaciones municipales importantes, como la Casa de Cultura Salvador de Madariaga, la estación de autobuses, o el Kiosco Alfonso, pero no cobran los salarios desde diciembre. El jueves protestaron en la plaza de María Pita, aprovechando la celebración de un pleno y en algunos casos los puestos de trabajo, debido a turnos y libranzas, quedan sin cubrir, por lo que entregaron las llaves del Kiosco Alfonso, que han tenido que abrir agentes de la Policía Local. Al ser preguntadas por la cuestión, fuentes municipales recordaron que el Ayuntamiento paga puntualmente a Mersant y que han pedido explicaciones a la empresa, al tiempo que prometen que se adoptarán las medidas oportunas para mantener los puestos de trabajo pero los trabajadores aseguran que se sienten abandonados. Hay que señalar que Mersant no tiene problemas únicamente en A Coruña. La Consellería de Política Social rescindió su contrato en 17 centros.


3. Futuras movilizaciones en centros deportivos

El próximo martes, los representantes municipales recibirán a los representantes de los trabajadores de Serviplus Total SL, la empresa concesionaria de los servicios complementarios de las instalaciones municipales deportivas (Ciudad Deportiva, Riazor, etc), en un intento por evitar que comience una serie de movilizaciones que tienen planeadas. “De momentos, las tenemos paralizadas –comenta el presidente del comité, Julio Ramilo–, pero si el martes solo obtenemos palmaditas...”. Los trabajadores acusan desde hace más de un año a la concesionaria de incumplir los convenios. “En la actualización de las pagas, no nos suben los atrasos del año pasado. Además, la bolsa de trabajo que debería dependen de la antigüedad, la manejan como quiere”, denuncia Ramilo.


4. Obras paralizadas por constructora en concurso

A principios de febrero, la constructora Arias Infraestructuras entró en concurso de acreedores. Resultó que la empresa había ganado varias contratas de obras de peatonalización y humanización, como la de la calle San Leopoldo, en Agra do Orzán, la primera calle que iba a peatonalizarse en años en un barrio con una gran escasez de espacios públicos. Otras dos obras están paralizadas, y la empresa adeuda por lo menos una nómina a los trabajadores. Desde el Gobierno local no han puesto plazos de cuándo podrán reanudarse las obras: cuando la situación se dio a conocer se limitaron a señalar que esperan que la situación se normalice “cuanto antes” pero, de no resultar posible que esa misma empresa continuara los trabajos, intentarán buscar otra vía “para que las demoras sean mínimas”.

El Ayuntamiento acumula cada vez más problemas con sus contratas

Te puede interesar