Augas de Galicia apuesta por un innovador sistema de alerta precoz para hacer frente a las inundaciones

La Guardia Civil tuvo que sacar de sus domicilios a vecinos de Sada en 2016 debido a las inundaciones | aec
|

En mayo de 2019 Augas de Galicia y la Fundación Ingeniería Civil de Galicia, de la Universidad de A Coruña (FECG) suscribieron un convenio para desarrollar un nuevo sistema de alerta temprana de riesgo de inundación en la demarcación hidrográfica Galicia-Costa. Con este sistema se buscaba complementar el de la alerta hidrológica Artemis, operado por Augas de Galicia, que tenía una difícil actualización.


Nació entonces el sistema Merlín, que se implementó a modo de experiencia piloto en las áreas de riesgo potencial significativo de inundación (Arpsis)de los ríos Cee, Grova, Landro y Verdugo-Oitavén. Ahora, Augas de Galicia acaba de llegar a un acuerdo con el Centro de Supercomputación de Galicia para incrementar la capacidad de cálculo y predecir con mayor precisión el riesgo de inundación.


Avances del programa Merlín

Merlín permite un avance importante en la capacidad de predicción del riesgo de inundación por parte de Augas de Galicia. En primer lugar, apunta el Gobierno gallego, porque permite pasar de una predicción de la inundación basada únicamente en la estimación de caudales, como hacía el sistema actual, Artemis, a una predicción según la estimación de niveles de lámina de agua.


La predicción de niveles de lámina de agua no solo supone una caracterización más precisa del impacto de una crecida, también permite evaluar el efecto de la marea en la extensión de una inundación. Este aspecto, apuntan, resulta “fundamental” para la correcta predicción de inundación en zonas costeras, donde se localiza un porcentaje muy elevado de la población.


Por otra parte, Merlín incorpora en su procesado nuevas fuentes de información hidrometeorológica como observaciones de satélites, radar meteorológico, predicciones probabilistas, etc. Gracias a la asimilación automática de esta información se observó una fiabilidad de las cábalas que realiza el sistema Merlín muy superior a las obtenidas mediante el sistema Artemis.


Aplicación web

Además, se ha articulado una aplicación web para visualizar las predicciones que se elaboran de manera sencilla. Esta herramienta permite difundir la información generada a todos los agentes involucrados en la actuación ante el riesgo de inundación (Protección Civil, municipios, etc.). También se adaptó el código del sistema de alerta para que pueda ejecutarse de manera operacional en centros de cálculo como el Cesga (Centro de Supercomputación de Galicia). Esta adaptación permite aprovechar los recursos de estas infraestructuras de cálculo y hace viable proponer una ampliación del sistema a nuevas Arpsis de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa.


Tanto el sistema Merlín como la aplicación de visualización suponen, en resumen, una mejora notable en la capacidad de gestión del riesgo de inundación por parte de Augas de Galicia. Así se acredita en las cuencas en las que se ha puesto en marcha de modo piloto o sistema. Por todo eso, una vez puesta a disposición y validación esta herramienta de alerta temprana de inundaciones, como Merlín, se plantea avanzar para su implantación en las principales cuencas de la demarcación hidrográfica Galicia- Costa y, de esta manera, sustituir el actual sistema de predicción Artemis, a través de una nueva colaboración entre Augas de Galicia y la Fundación de Ingeniería Civil de Galicia.


Demarcación pionera

La demarcación hidrográfica Galicia-Costa, de competencia de la Xunta y gestionada por Augas de Galicia, fue una demarcación pionera en el empleo de modelos hidrológicos para predecir los puntos de la red fluvial donde, ante la llegada de un temporal, pueden producirse problemas por desbordamientos.


Las especiales características de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, con cuencas muy pequeñas –en la mayor parte de los casos se cuenta con menos de 12 horas desde que se produce la lluvia hasta que se inician las crecidas y hay un porcentaje importante de cuencas con tiempos de concentración de entre una y tres horas–, hace de los sistemas de alerta temprana un recurso indispensable de cara a vaticinar con antelación los puntos donde pueden existir problemas de inundación por desbordamientos de ríos y activar, en coordinación con Protección Civil, las medidas necesarias para minimizar los efectos negativos de estos episodios.


Teniendo en cuenta la experiencia acumulada en los últimos años, se hacía necesario avanzar en el dispositivo de alerta implantado (Artemis), continuando con la línea de innovación en esta materia que se desarrolla desde hace tiempo en la demarcación.


Optimizar recursos

Para eso, explica la Xunta, se está trabajando en colaboración con el Geama (Grupo de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente) de la Universidad de A Coruña, buscando, por una parte, la optimización de todos los procesos, así como una mejora en las propias funcionalidades del sistema, que respondan a las necesidades y expectativas de los técnicos, tanto de Augas de Galicia como de Protección Civil. Así, se seleccionaron cuatro Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (Arpsis) localizadas en cuencas de distintas características en cuanto a tamaño y comportamiento ante crecidas: Landro, Cee, Groba y Verdugo-Oitavén.


Entre los avances realizados en estos cauces cabe destacar la incorporación de las mareas en tiempo real, la mejora de la información empleada a nivel meteorológico o la incorporación de un nuevo modelo hidrológico. El sistema comienza con las predicciones meteorológicas facilitadas por Meteogalicia, pasando de considerarse únicamente el modelo determinista a integrar los distintos ensambles.


Todos estos aspectos permiten contar con una previsión con 72 horas de antelación de mucha precisión y establecer los rangos de variación que pueden darse en función de la evolución de los distintos frentes. Cabe indicar que en Galicia, al tener cuencas tan pequeñas, cualquier cambio en las predicciones puede implicar que llueva en otra cuenca y que, por lo tanto, las cábalas difieran de la realidad, asegura la Xunta. Así, esta mejora es muy importante a la hora de tomar decisiones.


La comparación entre la predicción y la realidad puede realizarse en tiempo real, al incorporar al sistema los datos de la red oficial de aforos de ríos, que dan la información del nivel y caudal circulante en las secciones de control cada diez minutos.


En el caso del río Verdugo, el sistema se conecta de forma automática con el Escada del embalse, de forma que se tienen en cuenta los datos de la presa en tiempo real. Esta también es una mejora con respecto al sistema actual, que no considera a los embalses.


En lo referente a la modelización hidráulica, la introducción de un modelo hidráulico (IBER) que se ejecuta en tiempo real, con unos tiempos de procesado compatibles con los necesarios para activar los protocolos de aviso, es uno de los grandes avances alcanzados por el dispositivo Merlín, que permite conocer para cada evento previsto hasta dónde va a llegar el agua, y qué bienes pueden ser afectados, mejorando mucho, por tanto, el conocimiento y facilitando la toma de decisiones en las medidas a tomar por parte de Protección Civil o las autoridades competentes.

Augas de Galicia apuesta por un innovador sistema de alerta precoz para hacer frente a las inundaciones