Adipat Virdi | “La gente no quiere ser transportada a la Torre de Hércules, sino la experiencia de ir hasta allí”

Adipat Virdi, tras su ponencia de ayer | patricia g. fraga

Definir el campo de actuación durante la ecléctica trayectoria de Adipat Virdi sería como reducir a un área concreta el genio de Da Vinci. Autodenominado narrador de historias inmersivas, el londinense arribó a A Coruña con una palabra bajo el brazo y mucha curiosidad a saciar entre los interlocutores: el Metaverso y su experiencia como responsable de realidad virtual en Facebook.

¿Cómo podría explicar una persona de mediana edad a su madre lo importante que puede ser el Metaverso a corto plazo?
Es una buena pregunta, porque para explicarlo en términos muy simples es básicamente internet en tres dimensiones. El valor para alguien que es de otra generación es añadir algo más de facilidad a todo: ayudarle a entender un poco mejor las cosas, hacerlas más sencillas y tener apoyos para aquello que no alcanza a comprender Seguramente tenga familiares por todo el mundo, así que se trata no solamente de contactar con ellos, sino de compartir un mismo espacio o medio. Puede conectarse emocionalmente a través del Metaverso con su familia sin tener que ir físicamente a algún lugar y viajar horas en un avión. 


Esas generaciones mayores se han adaptado a hacer sus compras online, luego a gestionar sus cuentas bancarias y ahora se abre el Metaverso ¿corren peligro de quedarse atrás esta vez?
Uno de los proyectos en los que he estado trabajando recientemente es sobre cómo podemos redirigir la conexión hacia nuestra propia salud. Hay un tipo particular de cliente que quiere mirar hacia su futuro y su jubilación. ¿Qué significa para nuestras madres el jubilarse y cómo reformular su propia salud si tengo la herramienta para hacerlo?


Un aspecto de su ponencia hablaba del hecho de que al Metaverso también pueden llegar cosas como el acoso, ¿nos vamos a llevar lo mejor y lo peor de nosotros?
Hubo un montón de problemas que salieron a la luz con las redes sociales, internet... hemos avanzado y no hemos sido capaces de solucionarlos. Mientras sigamos hacia delante debemos tener en cuenta esas lecciones y saber que esas cosas van a suceder.

¿De qué forman cambiarán las relaciones cara a cara?
No cambia la forma en la que interactuamos o hablamos entre nosotros, así que el cara a cara siempre estará ahí, pero surge una oportunidad para decir: si usted estuviese en A Coruña y yo ya hubiese vuelto a Londres, podríamos volver a mantener exactamente esta misma conversación, con una conexión sensorial idéntica. No estamos sustituyendo nada, solamente amplificándolo.

Por ejemplo, ¿qué tal crear un avatar para quedarse más días en A Coruña?
Me encantaría y sería una buena idea. Por ejemplo, pensemos en el turismo. Hay un montón de sitios esta ciudad que quiero ver. Por supuesto, me encantaría verlos en la vida real, pero hice un proyecto con una compañía y llegamos a la conclusión de que, por ejemplo, a la gente no le gusta ser transportada a la Torre de Hércules. Lo que quieren es coger un avión de primera clase y vivir la experiencia de ir hasta allí. Se trata de una experiencia de viaje más completa.

Eso debería repercutir en un mercado laboral y económico igualitario, en el que la ubicación real sea irrelevante...
Estamos creando un espacio global con un nuevo sistema económico y laboral. Habrá una línea horizontal, pero aún estamos a unos cinco años de llegar. 

Adipat Virdi | “La gente no quiere ser transportada a la Torre de Hércules, sino la experiencia de ir hasta allí”

Te puede interesar