El 90% de las licencias de obra de la zona Pepri son de rehabilitación

Edificio ruinoso en estado de abandono en el Orzán | patricia g. fraga

Una de las actividades económica que están despegando con más fuerza es el de la construcción. Los grandes edificios de los desarrollos de Xuxán o Labañou son los que concentran las licencias más importantes, de las que se expidieron 764 el año pasado, pero también la zona del Plan Especial de Reforma y Protección Interior (Pepri) de Pescadería y Ciudad Vieja registra una gran actividad, y en este ámbito en 2021 se concedieron 187 licencias, el 90% de ellas, de rehabilitación.

Las cifras que suponen sumar 35 respecto a 2020 y 85 más que las notificadas en 2019. Se trata del segundo año consecutivo en que el Gobierno de A Coruña incrementa la concesión de licencias. Además, durante Con estas concesiones se espera poder paliar el problema de los edificios ruinosos que se concentran en zonas como el Orzán, donde abundan los edificios con andamios y redes para evitar la caída de cascotes. Ya en 2019, desde la asociación Ensenada del Orzán contabilizaban 60 inmuebles en estado ruinoso en su barrio y exigían una “solución real” a un problema que se eternizaba.

La paralización de la actividad inmobiliaria por la crisis y por los problemas en la tramitación de Urbanismo durante el anterior mandato tenían mucho que ver con eso. Pero el Ayuntamiento concedió a lo largo de 2021 un 10,3% más de licencias de actividad que en el año anterior, el del estallido de la pandemia de coronavirus. Así, según los datos aportados por el Consistorio, el ejercicio pasado se otorgaron 1.070 permisos, mientras que en 2020 la cifra ascendió a 970. El Ayuntamiento planteó varias ayudas a la rehabilitación antes de acabar el año, lo que también ha incentivado esta actividad que, entre otras ventajas, requiere más personal que la construcción de obra nueva.



Plan Rexurbe


A esto hay que añadir la actuación del Gobierno autonómico, puesto que la Xunta tiene pensado adquirir siete inmuebles ruinosos en la zona histórica, que destinará a viviendas de alquiler social para jóvenes. Una en la Ciudad Vieja, y seis en Pescadería. Eso, siempre que los inmuebles cumplan los requisitos del plan Rexurbe. Hay que revisar mucho papeleo, pero se espera que los contratos estén listos para la firma este mismo mes.

En un primer momento se estimaba comprar diez viviendas por un valor conjunto de un millón de euros, pero aun así, es todo un éxito con respecto a la anterior edición del plan Rexurbe en A Coruña, en 2019, cuando la Xunta no fue capaz de encontrar ni un candidato a que le comprar su inmueble. En esta ocasión, gracias a un trabajo previo con las asociaciones y plataformas vecinales, además del Ayuntamiento, se encontraron candidatos. La conselleira de Medio Ambiente e Vivenda, Ánxeles Vázquez, asegura que este año habrá otra edición.

Por su parte, el Ayuntamiento también quiere realizar un programa parecido, pero fuera de la zona Pepri, donde también hay muchos lugares que necesitan una actuación, como el Barrio de Las Flores. 

El 90% de las licencias de obra de la zona Pepri son de rehabilitación

Te puede interesar