martes 1/12/20

El 33% de los niños coruñeses reconoce haber recibido imágenes explícitas a través de internet

Durante los dos últimos meses de 2017, la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga (Aclad) desarrolló en los centros cívicos una serie de talleres sobre la adicción a las nuevas tecnologías

La vicepresidenta de Aclad, Rosa Otero, durante la intervención de ayer | pedro puig
La vicepresidenta de Aclad, Rosa Otero, durante la intervención de ayer | pedro puig

Durante los dos últimos meses de 2017, la Asociación Ciudadana de Lucha contra la Droga (Aclad) desarrolló en los centros cívicos una serie de talleres sobre la adicción a las nuevas tecnologías en los que se invitó a padres y menores a participar. Tras hacer encuestas a 300 de ellos, los datos señalan que el 18,58% pasa entre tres y cuatro horas conectado a la red. Y no siempre la influencia que reciben es positiva: el 33% de los menores ha recibido imágenes de “sexting” (de alto contenido erótico) y el 43,7%, imágenes violentas. Para la coordinadora de Aclad, Maite Lage, está claro que “existe un problema, y es un problema real”. 
El 63% de los menores reconoce además haber sido regañados por sus familiares por el uso excesivo que hacen del móvil, pero no se trata de un hábito fácil de abandonar, aunque no siempre se pueda hablar de adicción. Lage reconoce que los más difíciles de abordar son los adolescentes “quizá por la edad”. Pero el problema está ahí, por eso la psicóloga clínica considera que el interés del público debería ser mayor. 
En las adicciones se coge cualquier tipo de dispositivo (móvil, ordenadores, consolas). Entre las redes sociales, Lage citó a Instagram, pensada sobre todo para subir fotografías. “Hemos comprobado que jovencitas hacen amistad con desconocidos, aunque también la gente adulta lo hace”, reconoció. En realidad, todos nos conectamos a la red: según la encuesta, el 90% accede de forma diaria.
 

Toma de conciencia 
La vicepresidenta de Aclad, Rosa Otero, reconoció que la institución es más conocida por su ayuda contra la drogadicción. “Somos innovadores en este tema porque está causando en los jóvenes una problemática importante”. Otero también admitió que este problema se da en adultos, incluso de más de 40 años, pero en el caso de los jóvenes, se aferran a los ordenadores para superar sus inseguridades. Lage señaló que el equipo clínico de Aclad, formado por cinco profesionales, comenzaron a tomar conciencia del problema cuando vio a los propios usuarios, que habían acudido por el consumo de sustancias ilegales, comportarse así: “Tú mismo lo veías”. 
La cuestión es cuándo se convierte en un problema. Lage advierte de que un síntoma inequívoco es cuando el afectado empieza a dejar de lado las actividades normales para poder pasarse más tiempo conectado. “Dejan de bajar con sus amigos, ya no practican deporte, no prestan atención en clase y no estudian, así que sus notas empeoran. A veces, sienten una necesidad casi física de acceder a internet: “Si yo me encuentro mal y la única manera de aliviarme es estar conectada, eso es malo”. 
Lo que quieren para el año que viene es hacer un llamamiento al público porque consideran que no está llegando a la sociedad el problema. “Y es muy importante. Los padres o los abuelos no saben como solventar este problema”, señaló Otero.  
 

Prevención 
Por eso Aclad ha puesto en marcha un programa de prevención principalmente en los centros cívicos, donde se han impartido charlas abiertas a adultos y jóvenes sobre el buen uso de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana. El programa lleva poco tiempo desarrollándose y esperan que este año funcione a pleno rendimiento.
“No queremos que vengan aquí, queremos acercarnos nosotros. Estamos trabajando con las APA de los colegios y está habiendo una demanda importante”, aseguró Otero.

Comentarios