• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Es tiempo de reflexión en el Deportivo

Tenemos ante nosotros una semana relativamente tranquila

Tenemos ante nosotros una semana relativamente tranquila, ya que la Liga se toma un descanso para dar protagonismo a la selección española en su camino al Mundial que se disputará en Rusia en 2018. Un tiempo que al Deportivo le puede venir de perlas para tratar de corregir problemas que se vinieron considerando en estas siete jornadas que se llevan disputadas y que, visto lo visto en las tres últimas, de los puede decirse que se ha mejorado sustancialmente. 
La agónica victoria ante el Sporting ha calmado a la afición, a pesar de que hubo que sufrir lo suyo para que los tres puntos se quedasen en casa. Babel, el último futbolista en integrarse a la plantilla, surgió para batir, en el tiempo de descuento, la meta asturiana defendida por Cuéllar cuando los de La Mareona, que pintaron de rojo y blanco buena parte de las gradas de Riazor, se las prometían muy felices. 
Fueron tres puntos muy valiosos para el casillero blanquiazul. Sobre todo cuando ya se comenzaba a cuestionar la continuidad del Gaizka Garitano, quien, por cierto, celebró el gol de Babel como si se hubiese ganado la Champions. Una acción que puede explicar la tensión con que el club, la plantilla y especialmente el técnico afrontaban este choque. Otro tropiezo le daría la vuelta a la tortilla y las consecuencias parecían cantadas. 
Afortunadamente, el panorama se vislumbra más claro y esperanzador. Pero no hay que dormirse, porque los problemas de cara al gol siguen latentes. No se puede olvidar que solo se marcaron cinco tantos, todos en Riazor. Y las dos próximas salidas, a Barcelona y Vigo, no parecen las idóneas para romper con esta dinámica. Pero, lógicamente, los partidos hay que disputarlos. Y a las pruebas me remito. 
No hay más que ver lo que están haciendo los “ricos” de la Liga, como el Madrid y el Barça, especialmente los madrileños, con un fútbol enormemente aburrido y marchito. Y ahí vemos al Valencia en puestos de descenso con un inicio de curso nefasto. Y en la cola, Osasuna y Granada. Tanto navarros como andaluces no saben todavía lo que es ganar un partido. Y a estas alturas de Liga ya existen gurús vaticinando que estos dos equipos, junto al Sporting, que en la temporada anterior salvó milagrosamente la categoría en la última jornada, son los más firmes candidatos al descenso. No deja de ser un consuelo. ¿Dónde hay que firmar?