“En Segunda lo pasaríamos mejor”

después de lo sucedido ante el Celta pienso seriamente

después de lo sucedido ante el Celta pienso seriamente si continuar con esta hecatombe deportivista o, por el contrario, obviar todo lo concerniente con el club. Al final me inclino por hablar del derbir. Lo que está ocurriendo con el Dépor me tiene preocupado y perdido en la oscuridad. Estamos en la misma situación de siempre. Jugamos mejor que el rival, pero perdemos. Tenemos más posesión, pero no sabemos qué hacer con ella. Seguimos teniendo más oportunidades de gol, pero no nos vale de nada. En defensa somos unos inocentes. Y lo que más me duele, que el Celta nos pinte la cara en Riazor.
Esto sí que es un chiste malo. Esto me lleva a la Formula 1. Se preguntarán ustedes qué pinto yo en este tipo de competiciones del motor que nada tienen que ver el fútbol. Es verdad. Fernando Alonso, no lo vamos a descubrir ahora, es un magistral piloto. Su palmarés ahí está. Lo tiene todo para estar en la élite. A pesar de ello, lleva varias temporadas en el limbo y perdido entre los motores Honda. Abandonos de carrera, fallos de motor, colisiones absurdas, disculpas disparatadas, problemas con sus jefes, con sus mecánicos… ante tanto desatino, ve la luz con su nuevo motor Renault para la próxima temporada. Y, por lo tanto, está por ver, si es capaz de recuperar un prestigio que nunca ha perdido.
Esta similitud me recuerda la cara amarga de este Dépor. Es la pregunta del millón. ¿Será capaz de salir del pozo? Llevamos varias temporadas abonados al sufrimiento, resignados, reprimidos, aguantando errores de libro, defectos en abundancia… No sé si es bueno o malo seguir en esta onda, o mejor sería decantarse por otras opciones.
Entre los pros y los contras, comparto ideas con otros dos colegas y uno de ellos lo suelta sin dudarlo: “En Segunda lo pasaríamos mejor”. Sería la ruina del club. Me parece muy cruel. Pese a todo, soy de los que prefieren estar en Primera aun a costa de seguir sufriendo. Aunque es cierto: todo tiene un límite.