• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Mi otra vida con el Fabril

Tratar de desgranar los años que por motivos profesionales dediqué a la información del filial blanquiazul

Tratar de desgranar los años que por motivos profesionales dediqué a la información del filial blanquiazul –para un servidor siempre será el Fabril– no resulta fácil. Tras el éxito de los de Cristóbal Parralo y Javier Manjarín ¬ con su reciente ascenso a Segunda B, mis sentimientos me llevan a viajar en el tiempo y recordar mi otra vida dedicada al filial del Deportivo. Fueron muchas temporadas donde disfrutaba con técnicos de la personalidad de José Manuel Corral y su inseparable Pepe Velo. También recuerdo con excepcional cariño a Carlos Ballesta, Paco Melo, Tito Ramallo y José María Blanco. Aquello era como un máster futbolístico que parecía no tener nunca un final feliz. Aunque también aquella relación podía considerarse como una cata a ciegas donde nunca sabías lo que te podías encontrar.
Fue una gozada coincidir con José Manuel Corral y Pepe Velo. Corral no tenía un carácter fácil pero curiosamente es de quien mejor recuerdo guardo ya que su paciencia conmigo no tenía límites. Mi memoria me lleva a Riazor cuando el Fabril lograba uno de sus ascensos a Segunda B y me invitó a entrar en el vestuario para contagiarme de aquel éxito: “Celébralo  con ellos. Este ascenso también es tuyo”. Ballesta y Tito Ramallo, tenían una tolerancia y serenidad infinita. Siempre mantuvimos una amistad muy respetable que a unos y otros nos hacía sentir bien. Con Paco Melo, igual que con José María, tenía muy buen rollo aunque eran más reacios a descubrir sus cartas. Pasado el tiempo, hoy lo comprendo mucho mejor. Eran los años de un Fabril al que recuerdo entrenando en Meicende y jugando en la Grela antes de “viajar” a Abegondo definitivamente con una generación de futbolistas de gran sutileza, como los porteros Álex, Fran, Óscar y Dani Mallo junto a la exquisitez de los Maikel, Viqueira, Deus, David Fernández, Xaco, Manuel, Seoane, Borja, Dani Cancela, Aira, César, Braulio, Marcos Suárez, Rubén Coméndez, Ricardo, Cascallar… Ahora, dejando atrás el siglo XX, es el turno de los Pinchi, Queijeiro, Borja Galán, Edu Expósito, Borja Domingo… Ahora les toca a ellos luchar por su sueño. Felicidades.