• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Estamos de estreno

No puedo negar que existe ilusión sin límites

No puedo negar que existe ilusión sin límites con el nuevo Deportivo que hoy se estrena en Riazor ante un Eibar que en la pasada campaña salió derrotado por 2-0. No se trata de vender humo. Y tampoco afirmar que tenemos una plantilla para subir al pódium y recibir medalla de oro, plata o bronce. Me conformo con un simple diploma. Hay que ser realistas. Es cierto que el pasado curso estuvo repleto de incomprensibles sobresaltos, especialmente en la segunda vuelta. Aquello fue como el diablo, que cuando no tiene nada que hacer se dedica a matar moscas con el rabo. Pero no volvamos a remover las cenizas y así evitaremos que el fuego retome su virulencia aunque en la plantilla todavía persisten algunos elementos a los que habría que observar con lupa. A los que sí ya hemos perdido de vista, entre cesiones y salidas, son otros que, en algunos casos, nadie echará de menos por su escasa aportación al equipo. En el lado positivo, lamento la marcha de Fede Cartabia. Sus actuaciones, muy escasas por capricho del técnico de turno, fueron clave para que el Dépor mantuviese la categoría.
Pero la plantilla actual nada tiene que ver con aquella. En su momento manifesté mi satisfacción por el esfuerzo realizado por el club con el afán de potenciar su nivel en aras de posibilitar una temporada sin sobresaltos que nos permita mantener la categoría sin grandes inquietudes en una carrera de fondo y que, posiblemente, se verá salpicada de numerosos obstáculos. Pero no caigamos en el exceso de confianza porque enfrente estará un rival que suele sorprender en sus inicios de competición. Pasó la temporada pasada y lo mismo ocurrió en la anterior.
En el Dépor, con el estreno de Garitano en el banquillo, no es fácil sacar conclusiones sobre el equipo que presentará esta noche en Riazor en un horario nocturno que no es fácil digerir. Con la marcha de Oriol Riera, es fácil suponer que será Andone el compañero de Lucas en el ataque, si es que éste, al final, decide quedarse en el equipo de su tierra. Es vital comenzar sumando para luego ir pensando en el Athletic, Leganés y Sporting, próximos visitantes en Riazor. Tiempo habrá para pensar en ellos. Hoy lo que toca es ganar. Aunque sea de penalti injusto en el minuto 93. Yo lo firmaría.