• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

El domingo “ganan las chicas”

Veo optimismo, muy buen rollo, enorme sacrificio, mucha constancia, ganas de pelea y sobre todo, una enorme ilusión por ayudar, un año más, a ese terrible mal que afecta a la mujer en el mundo.

Veo optimismo, muy buen rollo, enorme sacrificio, mucha constancia, ganas de pelea y sobre todo, una enorme ilusión por ayudar, un año más, a ese terrible mal que afecta a la mujer en el mundo. Les hablo de la VI Carrera de la Mujer que se disputará este domingo 18 en A Coruña y cuya recaudación irá destinada a la lucha contra el cáncer de mama. Esta prueba, que se iniciará a las 10 de la mañana, tendrá su salida y meta en el Obelisco con un recorrido de unos 6,5 kilómetros y con un pleno total en la venta de inscripciones
Si esta carrera tiene ya de por sí unos alicientes especiales y humanos, hay que resaltar la presencia de las cinco chicas del equipo español de gimnasia rítmica que compitieron en los JJOO de Río 2016 donde consiguieron una meritoria medalla de plata. Su apoyo le otorga todavía más glamour a la carrera y un éxito que está garantizado.
Pleno total para la “marea rosa” en una jornada en la que, con toda seguridad, esta vez vuelven a ganar las chicas, en un tema del que no resulta nada fácil abordar cuando se habla de esta enfermedad tan devastadora e inhumana. Pero sí existen mujeres que afrontan la realidad con una enorme y sorprendente serenidad no exenta de fortaleza mental y que todavía les anima más saber que la longevidad por cáncer de mama (que representa el tipo de cáncer más frecuente en la mujer) ha mejorado de forma muy importante en los últimos años, hasta tal punto que existen estudios muy positivos donde se incrementa la supervivencia con cifras de vida muy ilusionantes, aunque los expertos insisten en la importancia de realizar chequeos a partir de cierta edad o antes si hay antecedentes familiares y donde la práctica del deporte promueve, siempre, efectos beneficiosos para la salud.
Pero tampoco quisiera ponerme serio hablando de un tema tan espinoso y cruel como este, pero sí recalcar, lo repito una vez más, el optimismo reinante en muchas de las mujeres que afrontarán con gran dinamismo y orgullo este recorrido en el que, seguro, volveremos a ver a algunas mamás que el pasado año ya participaron con esos síntomas dando todo un ejemplo de valentía y superación y otro gran número de jovencitas que harán de esta jornada su particular día de fiesta en un ejercicio de mentalización y apoyo a todas aquellas otras personas que pasan por momentos delicados y que siempre necesitan y agradecen el apoyo y cariño de los demás. ¡Mucha fuerza, chicas!