• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Suma y sigue

El alcalde, Xulio Ferreiro, ha ido aprendiendo muchas lecciones a base

El alcalde, Xulio Ferreiro, ha ido aprendiendo muchas lecciones a base de practicar el principio de prueba y error. En muchas ocasiones se ha visto obligado a rectificar y a hacer lo que le pedíamos desde el PP para acertar. Sin embargo, hay temas en los que Ferreiro sigue obstinado, empeñado en seguir equivocándose. La Asociación de Meigas de las Hogueras de San Juan ha estado en su objetivo desde el primer minuto y por desgracia seguimos en la misma línea. Ferreiro sigue equivocándose y cada vez le cuesta más admitirlo y corregirse.
Un año más la directiva de esta entidad coruñesa, que ha sido imprescindible para conseguir los honores de Fiesta de Interés Turístico Internacional para las fiestas de San Juan, se ve condenada al olvido. El gobierno de la Marea le tiene ojeriza. A muchos coruñeses nos cuesta entender la actitud prepotente del mandamás de esta ciudad con todo aquello que no le gusta. Ferreiro sigue empeñado en poner palos en la rueda a una asociación cuyo único objetivo ha sido, y sigue siendo, defender y promocionar las fiestas de San Juan, un referente a nivel mundial y, sin duda, de los de mayores reclamos turísticos de nuestra ciudad.
La Asociación de Meigas no tira la toalla y seguirá luchando contra viento... y marea. Mantienen todas las actividades a las que el alcalde no ha puesto veto. Aunque volveremos a tener otro año sin la tradicional cabalgata y sin la opción de que las Meigas participen en las Hogueras en la playa, estamos convencidos de que el resto de actividades que tienen programadas serán un éxito. Pueden contar con nosotros. 
El tiempo coloca a cada uno en su lugar y estamos seguros de que, antes o después, Ferreiro se dará cuenta de su error. A ver si esta vez no llega demasiado tarde y que el precio que paguemos todos los coruñeses sea la pérdida del la distinción internacional para San Juan. Sería muy duro. El alcalde sabe que cuando rectifica acierta. Lo ha aprendido, insistimos. Aún está a tiempo de rectificar y cambiar su actitud con esta entidad en los dos años que le quedan. Hágalo. Muchos coruñeses se lo agradecerán.