¡Que viene Ringo!

No se trata del anuncio del estreno de un “western spaghetti”

No se trata del anuncio del estreno de un “western spaghetti” en el que el pistolero solía llamarse Ringo. No. La noticia, que ha levantado gran expectación en el ámbito musical, es la de la llegada, con su séquito de “All Stars”, del mismísimo Ringo Starr, ex-batería de Los Beatles, que a sus 77 años anda pidiendo “Amor y Paz” por el mundo adelante, presentando de paso su disco “Give  More Love”, publicado el pasado septiembre. Su concierto, único en Galicia, llegará al Coliseo de A Coruña el 29 de junio de 2018.  La noticia de esta actuación estelar me trajo a la memoria otro de similares características, en el que el ex-bajista de The Rolling Stones -- desde 1962 hasta 1993 --llego el 8 de julio de 2001 al Palacio de la Ópera, en compañía de los “Rhythm Kings”, una formación rotativa de músicos de élite --en aquella ocasión con Gary Brooker, Albert Lee, Georgie Fame y Justin Hayward --, que son una “puerta giratoria” por donde pasan, personalidades musicales de gran nivel. Esta similitud con la “All-Star Band” que lidera Ringo, ha dado lugar a muchas comparaciones “comparativas”. Una liderada por un ex- Rolling Stones y otra por un ex-Beatle. La “All-Star Band” de  Ringo se fundó en 1989 y esta es su decimotercera formación compuesta por Steve Lukather, Gregg Rolie, Warren Ham y Gregg Bissonette, Colin Hay y Graham Gouldman, algunos de los cuales participaron en la grabación del disco “Give More Love “. Los conciertos de los últimos tiempos de la Ringo & All-Star Band” han recibido excelentes críticas : “Aunque casi ninguna de las canciones tiene menos de 30 años, debe señalarse que Ringo Starr y su All-Starr Band no es un acto de nostalgia. Starr y su alegre banda son demasiado vibrantes para eso, y el mensaje de paz y amor que cantan es igual de relevante hoy en día” . Tras la noticia ya se han puesto las entradas anticipadas a la venta y es de suponer que el Coliseo se vista de gala para recibir a una leyenda de la música –en realidad en la formación hay más de una–, porque “las leyendas nunca pasan de moda”.