• Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Patadas a la Constitución

Me voy a poner antipático y voy a defender

Me voy a poner antipático y voy a defender al político moliente y corriente, cuyos derechos se pisotean sin que a nadie le escandalice. Uno de los pilares del Estado de Derecho es que nadie es culpable hasta que no lo sentencien los tribunales, y todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia. Bueno, pues Ciudadanos le da una patada a la Constitución y pide el castigo para la persona que esté investigada, aunque luego sea declarada inocente, si esa persona ha cometido el error de dedicarse a la política.
De esta manera se pisotea al artículo 14 de la Constitución que dice que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. O sea, que habría que añadir “salvo si esa persona es un político. Ahí ya no es igual ante la Ley.
Otrosí, en aras de la transparencia y para vigilar la corrupción, se pide a los políticos una declaración de bienes. No estoy en contra, siempre y cuando quede restringida a una comisión de los portavoces de los grupos. Lo que me parece otra patada, esta vez al artículo 18 de la Constitución (el derecho a la privacidad) es que si un ciudadano se dedica a la política y se compra un apartamento, o invierte el importe de una herencia en un fondo de pensiones, lo tenga que saber todo el mundo. Resumiendo: discriminados ante la Ley, discriminados en la privacidad y, además, los populistas pidiendo que se rebajen los sueldos. Con estas condiciones los burócratas de los aparatos de los partidos respiran tranquilos: nadie va a ser tan masoquista como para hacerles la competencia. Todo para ellos.