Camioneros felices

Los burócratas y magistrados de la Unión Europea, quién sabe si a lo mejor influidos por el espíritu de la Navidad, desean que los camioneros sean más felices y que, en los descansos de fin de semana, no duerman en la litera de la cabina del camión, sino en un hotel.
En aras de un pragmatismo sencillo de comprender no se especifica la categoría del hotel, pero está claro que se descansa mucho mejor en un hotel de cinco estrellas que en un motel, a pie de carretera, donde en verano, con las ventanas abiertas, se duerme con algo más de ruido que en la litera de la cabina, siempre y cuando la hayas sabido orientar.
O sea, los magistrados quieren que los camioneros sean felices, pero dentro de un orden presupuestario.
Descender a normativas que parecen pertenecer al ámbito sindical e injerir en el libre albedrío de los ciudadanos a los que se quiere hacer felices, suele ser un defecto de nuestros políticos que, con demasiada frecuencia, caen en la tontería contemporánea de creer que con reglamentos se puede generar sobre los contribuyentes que pagan sus sueldos, ventura, bienestar y satisfacción.
Y menos mal que no han descendido al detalle, sobre si el descanso en la pensión, hotel o similar, deberían dormir con pijama, camisón, ropa interior o desnudos.
Los magistrados y burócratas, que jamás han conducido un camión desde Madrid hasta Hamburgo, o viceversa, ignoran, por ejemplo, que hay algunos camioneros, a los que se les abonan dietas de fin de semana, que prefieren dormir en el camión, porque en las áreas de las autopistas hay lugares públicos y establecimientos privados donde se pueden duchar e incluso lavar la ropa.
Otrosí, por Europa ha comenzado a extenderse el robo de mercancías, que se puede producir, incluso estando el conductor durmiendo en la litera de la cabina.
Naturalmente, si no hay nadie en el camión el asalto se puede llevar a cabo con más reposo y menos temor a conflictos. Y, además, ¿quién controla esto? ¿La nueva ICC (Inspección de Cabinas de Camiones? ¿Y cómo se comprueba si el camionero está durmiendo en fin de semana o se ha parado a echar una cabezadita?
Si no puedes controlar, es absurdo legislar. O una manera de perder el tiempo, que suele ser muy del agrado de algunos tontos contemporáneos.