• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Verdades, mentiras y estadísticas

El profesor Prada Blanco, autor del libro “La economía de Galicia”, que ejerce su función en la Universidad

El profesor Prada Blanco, autor del libro “La economía de Galicia”, que ejerce su función en la Universidad viguesa, nos explica que estos presupuestos que Montoro presenta como los del país que más crece en el mundo ¿? cuentan con el mismo dinero que hace diez años, pero que en el capítulo de ingresos, se encuentran algunas peculiaridades que el ministro y el propio presidente, esconden.
Los impuestos indirectos pasan del 39 al 46 por ciento, son los que no atosigan a todos, ricos y pobres, por ejemplo el IVA, mientras los directos han caído siete puntos (del 60 al 53 por ciento) que benefician a las grandes fortunas y que a las grandes empresas se ven, igualmente beneficiadas pues antes pagaban un 22 por ciento que ahora se les reduce al 12. O sea: más desigualdad social.
Es mentira, por lo tanto, que el país sale de la indigencia (Rajoy dixit), pues los que salen de la crisis son los poderosos –a veces coincide con quienes la crearon y/o alimentaron– mientras el ciudadano común –con aumentos del 0,25 por ciento, el 1 por ciento– ha perdido entre un trece a un dieciocho por ciento del poder adquisitivo.
Y, para redondear, las mentiras del Gobierno se aferran, como las garrapatas, a las estadísticas oficiales. Crece el empleo, sí, es cierto, pero solo un 10% es un empleo fijo.
Y, con estos sueldos, la verdad auténtica es que se trata de un empleo precario, mal pagado, que abusa de los horarios y convierte a los antiguos mileuristas en ricos…
Ya, dirá usted, es que no hay dinero. Según: el gasto de Defensa se incrementa un 32%, mientras se recorta el capítulo destinado a infraestructuras. El Ejecutivo recorta la inversión en más del 30% en cinco autonomías. Entre ellas, Galicia. Aquí el dúo Feijóo-Rajoy ya sabe que este es un país bueno y generoso…
Ya saben a la hora de elegir entre tanques y mantequilla la dirección del gobierno y del PP (que doña Dolores es la secretaria) no tienen duda.
Mientras el Centro de Estudios por la Paz puntualiza que el gasto militar español arroja cifras muy distintas, pues el Ministerio de Defensa falsea, esconde, el gasto real para así evitar el debate en el Congreso, según información que publica “El Confidencial”.
Y ya, para acabar, se recortan las subvenciones para la investigación y se mantiene sin cambios la aportación a Radiotelevisión Española, que, en caída libre, ya no vale como vocero gubernamental