• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Rajoy, en el siglo XX

En una reciente entrevista para un periódico sueco al ser preguntado por la corrupción, cuyo cheiro llega a todo el mundo por lo que se ve y oye, respondió con un “eso es algo del siglo pasado”, reconociendo, los suecos no son tontos, que hubo algunos casos en su partido….

En una reciente entrevista para un periódico sueco al ser preguntado por la corrupción, cuyo cheiro llega a todo el mundo por lo que se ve y oye, respondió con un “eso es algo del siglo pasado”, reconociendo, los suecos no son tontos, que hubo algunos casos en su partido….
O sea, se hizo el sueco don Mariano por si algún ciudadano pensaba que él había llegado a la política anteayer o, como mucho, con los primeros reyes (magos, claro) y un servidor ya le envió a la embajada una copia de lo que asegura su biografía oficial y que les ofrezco a ustedes para que nadie les tome el pelo: el susodicho, nacido en Santiago de Compostela en 1955 (o sea, el siglo pasado), en 1981 resultó elegido en las filas de lo que era Alianza Popular como parlamentario autonómico y, dos años después, concejal en Pontevedra.
Y en 1986 presidente de la Diputación, diputado nacional por la provincia pontevedresa. Seguimos en el siglo pasado: 1989 lo encumbra a la Ejecutiva del PP –el partido de la corrupción, según informe elaborado por la Fiscalía– y en el 90, con José Mría Aznar, vicesecretario general de Organización –ese año, mira tú  por donde– sale a relucir el caso Naseiro, que en aquellos momentos ocupaba el cargo de tesorero del partido…
Al año siguiente fue nombrado por Aznar ministro de Administraciones Públicas y negoció con los vascos y la catalanes para que apoyaran la candidatura de su jefe en el Parlamento…
En el 99 pasó a ministro de Educación, Cultura y Deportes y, en los postres del siglo XX a vicepresidente primero con José María Aznar al mando del partido y del Gobierno.
Siglo XXI, el pasado miércoles: la justicia pide penas para “los del martillazo” al ordenador y que se inhabilite al Partido Popular por seis meses. Es el primer partido procesado por encubrimiento y daños
Además, recordemos que fue casi todo en el partido, todo en el Gobierno en ese siglo y lo sigue siendo un siglo después. El de la Gürtel, Dezo, Púnica, etc.
Y, en ese largo: esto no es un caso del Partido Popular, es un caso contra el Partido Popular; y aquello de “no encontrarán nada, pùes nada hay…”
O, alardeó de los que eran sus compañeros (hoy juzgados, en la cárcel o a las puertas de los juzgados) como lo de “quiero tener un gobierno como el de Matas” ¿lo tuvo?, o su apoyo a Ana Mato, Francisco Camps, Fabra, Rus, etc.
Rajoy mintió en este siglo y en el pasado