• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Rabo de pasas

La memoria es un hecho fundamental sin el que sería imposible gran parte de la vida psíquica.

La memoria es un hecho fundamental sin el que sería imposible gran parte de la vida psíquica. Además de la explicación que nos ofrece el diccionario,  la memoria sirve fundamentalmente, para no repetir los errores y para conservar imágenes, hechos, del pasado que merecen pervivir entre nosotros.
En el caso de la Ley de la Memoria Histórica, además de ser una obligación para las administraciones públicas “a impedir la exaltacion peronal o colectiva de la sublevacion militar, de la guerra civil y la represion de la dictadura”.
Es pues, una obligación para quienes nos “mandan” y un deber –además– para quienes durante tantos años fueron víctimas de ese cruento golpe de Estado. 
La propia existencia de la fundación que defiende “mostrar al gran público la grandeza de la figura del dictador”, es la mejor prueba de su reprobación público y, por tanto, no hay que esperar si cumplen o no, si tienen alguna explicación racional para su subsistencia o si ofrecen alguna duda de lo que son, representan. 
Por eso, y con todo respeto, le recomiendo al presidente Feijóo una dosis de rabo de pasas antes, después y en  medio, cuando insista en  hacer  cualquier declaración sobre el particular. 
Primero para cumplir con su obligación para con las leyes. Y, segundo, para recordar que sí sabe del asunto pues César Fernández Gil, diputado del PP, rechazó una propuesta de “En marea” para recuperar el Pazo de Meirás. Una moción que contaba con el apoyo de toda la oposición. Así que el asunto viene de lejos.
Claro que el pasado, el ejercicio de la memoria, entre los populares tiene un mecanismo especial que les permite olvidar parte de la historia,  por ejemplo cuando Mariano y Espe colocaron mesas para recoger firmas en contra del IVA , en la época en que mandaban los socialistas, aunque por aquel entonces –y valga de ejemplo– el recargo en la hostelería era del 5% y hoy es el doble…
En el PP recuerdan sus éxitos contables para presumir de éxitos económicos, pero olvidan a los jubilados, parados de larga duración o el aumento en el  precio de la luz, el butano, el agua…
Ya es un clásico la falta de memoria de Acebes, Mayor Oreja, Rato, Arenas, Rajoy,  en el penúltimo show de la Gürtel. ¡Que banda! Tocaban de oído y ahora  habían perdido la memoria. Memoria, que al parecer, van recobrando los ciudadanos que –según la última encuesta– siguen abandonándoles.