• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

No lo entiendo

Un cura trabucaire, con programas en TVE y firma en “ABC”, además del púlpito en una parroquia madrileña,

Un cura trabucaire, con programas en TVE y firma en “ABC”, además del púlpito en una parroquia madrileña, enciende el odio hacía el que no piensa como él, sus jefes miran para otro lado, y el asunto queda en una excentricidad personal. Un imán y un grupúsculo de descerebrados siembran el terror y autoridades, politólogos y políticos, como el responsable de NNGG del PP, señalan a Alá, a todos los musulmanes o, como el caso del cachorro del PP “a la acogida de refugiados”. ¿Lo entienden? Y, para cerrar el círculo de estupideces, la CUP que no quiere a los españoles en las manifestaciones contra el terrorismo. Jo, que tropa.
TVE emite noticias sobre el atentado de Barcelona con imágenes de un reportaje, ya emitido en 2015, de una manifestación en Madrid ¡en repulsa de los atentados de París! Claro que es más grave la denuncia del comité de empresa que, en un documento lleno de datos verificables, denuncia setenta casos de malas prácticas profesionales en ¡los últimos cuatro meses!, para que salieran “bonitos” Rajoy, Catalá, Cifuentes y otros representantes del PP, a la vez que se destacaban noticias que perjudicaban a la oposición o minimizaban sus actos. ¿Se puede entender esta situación? 
Hasta el pasado mes de julio, en que se reunió el órgano coordinador –Gobierno y autonomías– de asuntos policiales, los Mossos d’Esquadra no podían acceder a las bases policiales europeas. ¿Se puede comprender esto? Y, para más inri, algunas voces embarran el terreno al anunciar que la CIA les había avisado del atentado. ¿Se entiende tanta infamia?
La Xunta anuncia mano firme contra los “piratas” que asolan las islas Cíes, escondiendo que las navieras que tienen el contrato de los viajes, llevan años incumpliendo leyes y ordenanzas. También, dicen, se pondrán serios con la familia Franco “ocupas” en Meirás, después de años mirar para otro lado.
Mirando al pasado –18 de julio del 36– la agrupación de apoyo logístico nº 61, perteneciente al Ejército español, se despacha con un texto donde habla de “alzamiento cívico-militar”, a lo que fue una insurrección, un golpe de Estado, con un millón de muertos, una brutal dictadura que duró cuarenta años y de lo que hay recuerdos lacerantes en las cunetas. A todo esto, la jerarquía respondió que el texto, el panfleto ha sido un error y que pedían disculpas. ¿Perdón: se puede entender? Ante esto y otras cosas, la ciudadanía está perpleja. No entiende, pero toma nota.