Las noticias, según Rajoy

Ya saben: las hay malas y buenas según le convengan al gobierno y al partido que lo sostiene

Ya saben: las hay malas y buenas según le convengan al gobierno y al partido que lo sostiene. Así las buenas noticias que firman los organismos que maneja Moncloa: baja el paro que es la milk; sube la riqueza del personal que se sale y somos campeones del crecimiento en todo el mundo y otros lugares aun no explorados, es una buena noticia
Eurostar, un grupo de bolcheviques –pese a la mayoría conservadora que pasta por Europa– desmiente las “buenas nuevas” del gobierno de marianista en salarios y desempleos. En el número de parados somos los penúltimos (17,2 por ciento) solo superados por Grecia y  muy lejos de la media europea (7,7 por ciento). Cabreo de Mariano Rajoy por “las malas noticias”.
El porcentaje de la población en riesgo de pobreza o exclusión social en toda la eurozona, donde está España, es similar al 2007: un 30%. Ahí estamos en la media, que viene a ser como el calcetín a la pierna. Muy abajo. Ahora es el INE quien informa que el poder adquisitivo de los trabajadores, en el último año, al crecer los precios al consumo es del 3%. 
El salario bruto en toda la eurozona solo creció el 0,3% que viene a ser, igualmente, como la media en nuestro país. El llamado “milagro” o “bum” turístico no llega a todos pues se disparan los beneficios de la patronal pero no los salarios. 
Según datos oficiales los beneficios en el sector –beneficios de la patronal– alcanzan el 15% de media y la subida salarial del 1,25% no cubre la inflación (una mala noticia) no le gusta a Mariano Rajoy solo es propio de los que son pocos españoles aunque muy españoles (el Instituto Nacional de Estadística, por ejemplo) y los organismos de la Unión Europea que nos tienen rabia y envidia, además de estar vendidos al oro de Moscú.
Y aquí hay una noticia buena y mala. Para la justicia es mala pues, cuenta Vozpópuli, el informe policial sobre el agujero de seiscientos millones en una  desaladora construida por la empresa de Florentino Pérez, lleva un año sin ser entregado a la jueza que, según se explica en el periódico supone un importante contratiempo para el desarrollo de la causa. 
En el ministerio de Zoilo, sigue informando el periódico digital,  no saben, no les consta. La notica es buena para las tertulias del palco del Madrid, el equipo de nuestro gran líder.
No lo olviden: hay buenas y malas noticias. Y es Mariano Rajoy quien decide cuales son unas y otras.