• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

¿Es por la venda?

Ana Messúli firma un estupendo trabajo titulado “Desconstruyendo

Ana Messúli firma un estupendo trabajo titulado “Desconstruyendo la imagen de la justicia” (búsquenlo en internet), donde explica que la mujer con los ojos vendados que sostiene una balanza en la mano izquierda y una espada en la derecha representa a una de las instituciones más importantes del poder, pero que, sin embargo, “no se encuentra en las mejores condiciones ya que tiene los ojos vendados”.
Tal vez, para valorar algunas de las decisiones tomadas estos días por los tribunales y la Fiscalía sea una buena idea ir a los expertos: “La prisión provisional es una medida excepcional, que solo cabe ser decretada si se dan una serie de condiciones, pues uno de los pilares del Estado de derecho democrático es la libertad personal y, por otra parte, la presunción de inocencia significa que nadie es culpable hasta que en un juicio con todas las garantías se demuestren las actividades delictivas” (lo dice A. Gueralt, profesora de Derecho Constitucional), quien además apunta que “el escenario judicial no está en su mejor momento, pues en el participa un fiscal general del Estado reprobado en el Congreso por su complacencia con los investigados del PP y hay dudas sobre la competencia de la Audiencia Nacional, entre otras cuestiones”.
Por su parte Jueces para la Democracia encuentra difícil explicar la diferencia de trato de la misma querella en dos tribunales distintos, en alusión al Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional. En los ámbitos políticos miembros del Partido Socialista Catalán consideran que “la decisión de enviar a la cárcel al Govern cesado es peligrosamente insensata y pide prudencia y responsabilidad al Estado de derecho y alerta de la derecha nacionalista española se impone en el terreno de las decisiones más relevantes”.
Una periodista de referencia estos días para seguir “el procés” es sin duda Ana Pastor, de La Sexta, que dejó escrito en “El Periódico de Catalunya” que “cada vez cuestan más los actos de fe” y que es difícil creer en la independencia del fiscal general del Estado reprobado por todos los partidos menos el PP (207 votos) por incumplimiento grave de sus funciones.
No hará falta añadir que, los aquí citados y muchos más que lo han confirmado con sus opiniones y gestos son críticos con el órdago independentista y piden que la justicia siga haciendo su trabajo para que sean juzgados los que se han saltado las leyes. Pero con mesura. Y con los ojos bien abiertos.