• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Cuarenta años

Desde el día 15,  políticos, historiadores y columnistas, se encargaron de contarnos

Desde el día 15,  políticos, historiadores y columnistas, se encargaron de contarnos lo que pasó en 1977. He recogido docenas de opiniones para traerlas hasta este balcón, desde el que pueden observar que veinte años no son nada. Sorprendente la portada de “La Razón”, del día 15, explicándonos, con las cifras de hoy, que “Fraga ganaría las elecciones (con una horquilla de 138/142 escaños) frente a los 137 de Rajoy; el PSOE de González ocho más que los conseguidos por Sánchez; la UCD sumaría casi el doble de C’s y el PCE de Carrillo, con 44 escaños, quedaría muy lejos de los 71 de Iglesias…
Esta reproducción del periódico madrileño viene a confirmar lo que piensan muchos: veinte años no es nada, febril la mirada, etc., etc., y es que la memoria nos recuerda que la transición (transacción) estuvo avalada por la legitimidad de las leyes de la dictadura, convenientemente maquilladas o alteradas, pasando por la monarquía del 18 de julio. Aquel 15 de junio la izquierda “real”, como se llamaba al PCE frente a la socialdemocracia del PSOE, marcó la línea final, pues otros grupos de izquierda fueron mantenidos en la clandestinidad.
Nadie duda de que el resultado final fue positivo, pero mitificar los hechos es la negación de la historia. Un repaso a la actualidad nos deja dos datos significativos: aquellos que mandaban siguen hoy en puestos de privilegio en la política, las finanzas, las grandes empresas, etc. Algunos –Villar Mir, por ejemplo–, otros a través de sus descendientes –Rato es un buen ejemplo–; la policía patriótica, ¿vieron a Villarejo en el programa de Evole?, torturadores luego condecorados; calles que rinden homenaje a la dictadura y cunetas que recuerdan el horror, con lo que la primera página del periódico de 1977 vale para este mes de julio, cuarenta años después: sigue mandando, ganando, la derecha.
Y ahí tenemos, en este mes de junio –¡cuarenta años después–la moción de censura con su repaso por la corrupción, pobreza, desigualdad, hasta el paseíllo de los secretarios generales del PP ante los tribunales repitiendo a coro que no saben, no les consta, no recuerdan mordidas, sobresueldos y otras tropelías ¡ahora absuelven a Bárcenas, el que los denunció con datos y cifras!, pasando por los varapalos del Tribunal Constitucional, la amnistía de Montoro; el precio pagado por el rescate bancario y los últimos datos de Cáritas: el 30% de los españoles superviven en el umbral de la pobreza. Cuarenta años de cuentos.