• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

¡Cómo están ustedes...?

Tras las manifestaciones –en la calle, en las redes,

Tras las manifestaciones –en la calle, en las redes, en los púlpitos– el calendario aprieta de nuevo al presidente del Gobierno, que, tras su paso por San Xusto, comparecerá en el pleno del Congreso para hablar, “xustamente”, de Gürtel,
Los más pesimistas apuestan que, de nuevo, el presidente nos hablará de Venezuela, de las exportaciones que van a toda milk, de los turistas que vienen con un pan de bajo el bajo el brazo para vaciar las colas ante el Inem y, ya que estamos a cantar y contar loas, los triunfos del Real Madrid en Europa. Y es que, para el presidente de Gobierno, ahora no es el momento de pararse en minucias ¿?, si todo va de p.m.
Pero, ¿de verdad esto es jauja? Un paisano de Rajoy, el periodista Manuel Jabois, pinta el panorama que hoy nos rodea: “Un puesto de trabajo entre tantos parados es una suerte; un contrato fijo un milagro y un salario de mil euros un lujo”.
Las estadísticas repiten que el trabajo es temporal en un noventa por ciento, el salario se redujo  entre un siete y un once por ciento y que la deuda se desbordó hasta cifras que dan miedo.
Pero resulta que el verano –de este año del que, dice Mariano Rajoy, se acabó la crisis– nos dejó un aumento en la factura de gastos tan básicos como la luz, el butano, la gasolina o el teléfono, mientras la cesta de la compra subió alrededor del seis por ciento.
El poder adquisitivo de los trabajadores y los pensionistas sigue a “ras de suelo” mientras los beneficios de las grandes empresas siguen dando pie a las grandes desigualdades.
A pesar de los anuncios de Rajoy –se prometen contrataciones en sanidad y educación– a los sindicatos las cifras no les parecen suficientes y los ciudadanos recordamos que, como el año pasado y el anterior, etc., se recortó el número de las operaciones, disminuyó el número de camas hospitalarias, etc.
Este es el panorama que se contempla a pie a calle: un discurso diferente al que desde el Partido Popular y el Gobierno repiten cada día y, naturalmente, además de todo eso, la ciudadanía sabe que el PP es el partido con más casos de corrupción de Europa y que Rajoy es uno de sus altos dirigentes desde hace muchos años, con lo que tiene responsabilidad política, con independencia de lo que digan los jueces.
Por su parte, ciudadanos, ¿cómo están ustedes...? ¿Cómo Alicia, la del cuento o no les salen las cuentas?