• Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Resaca electoral

En estas elecciones generales, sin duda alguna

En estas elecciones generales, sin duda alguna, ha funcionado el voto útil, por la gobernabilidad, así como el voto del miedo (comunistas, radicales, populistas…), sin olvidarnos del caciquismo aún instalado en muchas franjas de la sociedad. . Lo que ha quedado claro es que el Partido Popular tiene a sus fieles seguidores que, en momentos difíciles, van a votar (no se quedan en casa) y responden a sus expectativas.
La mayor parte de la gente no olvidó ni perdonó de que se había desperdiciado la oportunidad de llegar a un acuerdo, entre el Partido Socialista, Podemos y Ciudadanos, y poder cambiar las cosas. La gente de la calle no estamos para “batallitas políticas” y lo que queremos son realidades y ver trabajar a nuestros políticos de cara mejorar la calidad de vida de las familias más humildes, que siguen sin poder llegar a final de mes.
Ya está bien de que el Partido Socialista siga recordando los más de cien años de historia y honradez y que salgan de los despachos a escuchar a la gente. Que recuperen la “O” de “Obrero” y que se dediquen a trabajar por el Estado del Bienestar. Por su parte Podemos que deje a un lado la soberbia y la dialéctica, de algunos de sus dirigentes, y que comiencen a trabajar en los barrios y en los pequeños pueblos para conocer la realidad de la gente. Ya no es suficiente con las clases de “ética política” en las facultades, tertulias y televisiones. La gente normal y corriente –empleados de fábricas, marineros, agricultores, trabajadores autónomos, estudiantes, amas de casa …– quieren realidades y lo que ven es más de lo mismo: la lucha por el poder.