• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

MAYOR DESIGUALDAD SOCIAL

Los comerciantes se quejan, los autónomos también, los pensionistas hacen lo mismo. Cada vez son más los parados sin prestaciones. Las calles comerciales de algunos pueblos y ciudades, están medio vacías. Las terrazas de algunas cafeterías apenas tienen afluencia de vecinos, quizás algún que otro visitante. 
Estas son las consecuencias de unas políticas de recortes sociales y de la sinrazón de unos gobernantes que no se avergüenzan de que nuestro país siga con cuatro millones de parados, sin olvidarnos del millón de ciudadanos que se vieron obligados a salir del país.  La brecha social ya es algo evidente y va a ser muy difícil corregir si la sociedad civil no es consciente de que todo depende de nosotros mismos. No podemos quedarnos con los brazos cruzados y tan tranquilos viendo como desaprovechamos nuestra existencia para beneficiar a unos pocos privilegiados. Nuestro conformismo también nos está pasando factura, mientras que unos pocos, que acumulan la mayor parte de la riqueza, no les interesa que las cosas cambien. La desigualdad social es cada vez mayor.
Quien iba a pensar, a estas alturas, que tener un trabajo no te garantiza una vida digna. Que tengas que estar cobrando una Risga, la Rai u otro tipo de prestaciones sociales que apenas superan los 400 euros mensuales y te digan, los gobernantes de turno, que tengas esperanza en el futuro. Que te digan que el importe del salario mínimo es suficiente, mientras ellos se embolsan más de cuatro mil euros mensuales del erario público. Que si tienes un contrato precario o “basura”, no te preocupes, que con experiencia y ganas de trabajar llegarás a ser fijo en la empresa, pues el 75 % de los trabajadores son fijos, en nuestro país.  Con todo esto, creo que llegará un momento en que tendrás que decir ¡¡¡basta ya!!!