• Martes, 17 de Octubre de 2017

Espacios naturales protegidos

La creación de los espacios naturales protegidos han supuesto

La creación de los espacios naturales protegidos han supuesto un gran avance para el disfrute de los recursos naturales para la generalidad de ciudadanos y para disfrutar de un medio ambiente de calidad. Protección y conservación que no pueden desligarse del aprovechamiento de los recursos encaminados a la obtención de una producción sostenida para el desarrollo de las poblaciones afectadas.
Varias décadas después de la declaración del parque natural de las dunas de Corrubedo y lagunas de Carregal y Vixán, en el municipio de Riveira, uno de los más importantes de Galicia, vemos como aún quedan varias asignaturas pendientes y que ya reivindicaron en el documento sobre gestión del parque natural y de usos y actividades, elaborado por la asociación de propietarios afectados, en el año 1.999.
Un amplio y completo documento que tendría que retomarse para cumplir con la finalidad de este maravilloso y necesario espacio protegido. Desde la creación de unos puntos de información en Olveira, Couso, A Ladeira y O Vilar; zonas de aparcamiento y servicios higiénicos: la puesta en marcha de un servicio de transporte público regular entre Riveira, O Vilar, Artes, Olveira y Corrubedo; la recuperación de actividades agropecuarias tradicionales y obras de infraestructura y equipamientos así como la dotación de las infraestructuras ambientales necesarias como observatorios interpretativos del paisaje y la fauna de la zona.
Un espacio protegido, sea parque natural o nacional, ya no puede quedarse únicamente en una mera finalidad de protección del medio o de investigación científica. Es necesario, además de la finalidad educativa y recreativa o de ocio, un desarrollo socioeconómico de todo el entorno, sirviendo como dinamizadores de nuevas formas de desarrollo en las localidades del entorno. Este desarrollo lejos de ser una amenaza para la conservación tiene que ser compatible con la protección y la sostenibilidad, pudiendo ser un elemento imprescindible para garantizar el futuro de estos espacios naturales protegidos, poniendo en valor lo que la naturaleza nos ofrece.