• Martes, 24 de Octubre de 2017

El Día Internacional de la Juventud

Es evidente que algunos líderes y gobernantes mundiales, como Donal Trump, Pyongyang, Nicolás Maduro, Vladimir Putin o Bashar Al-Assad,

Es evidente que algunos líderes y gobernantes mundiales, como Donal Trump, Pyongyang, Nicolás Maduro, Vladimir Putin o Bashar Al-Assad, no son un buen ejemplo para los jóvenes y mucho menos para inculcar la promoción de la paz y la prevención del extremismo violento. 
La Directora General de la Unesco, a raíz del Día Internacional de la Juventud que tendrá lugar este próximo 12 de agosto, señala a los jóvenes como los motores y constructores de la paz, el respeto mutuo y la comprensión entre los pueblos como así lo hizo, en su Declaración  la Asamblea General de la ONU aquel 7 de diciembre del año 1.965.  
Se reconoce que “el desarrollo de toda sociedad depende del modo en que se cuide de sus jóvenes, de cómo los apoye y, desgraciadamente, son éstos los que soportan la carga más pesada de los conflictos y la violencia, y al mismo tiempo son esenciales para cualquier solución duradera que conduzca a la paz mundial”.
La Unesco pone como ejemplo a varios activistas sociales y jóvenes luchadores, como prueba palpable de que son éstos los que  ya están transformando el mundo en un lugar mejor; “por eso debemos reconoce su labor y apoyarlos”. Ejemplos de jóvenes como Nousha Kabawat, Monday Collins o Nadiehezka Palencia, entre otros. 
Ya hace más de medio siglo, la Organización de Naciones Unidas estaba convencida de que “la educación de la juventud y el intercambio de jóvenes, así como de ideas en un espíritu de paz, respeto mutuo y comprensión entre los pueblos, pueden contribuir a mejorar las relaciones internacionales y a robustecer la paz y la seguridad”. 
También era consciente de que “la nueva generación debe adquirir conciencia de las responsabilidades que habrá de asumir en un mundo que estará llamada a dirigir, y estar animada de confianza en el porvenir venturoso de la humanidad … “ .