• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Desarrollo social

Ya hace más de dos décadas que se celebró la cumbre

Ya hace más de dos décadas que se celebró la cumbre mundial de Copenhague sobre el desarrollo social, definiéndose que para ser tal “tiene que tener al ser humano como objetivo principal y que para que esto sea una realidad es conveniente la participación activa de los individuos y colectividades”. Después de tanto tiempo continúan los niveles de desigualdad.
En dicha cumbre de Copenhague se entendió que la pobreza requería una respuesta global para un problema que es global y que para la erradicación de la misma era necesario un compromiso sincero de todos los gobiernos. Pero la pobreza y la desigualdad social van en aumento, a pesar de las buenas intenciones de algunos gobiernos y de las llamadas de atención de muchas ONG. 
 En 1996 la ONU declaró que “la afirmación de la universalidad del desarrollo social enfatiza que el derecho a una mejor calidad de vida y a la satisfacción de las necesidades no sólo es un derecho de generaciones presentes sino también es un derecho del que han de disfrutar las generaciones futuras”. Para esto tenemos que seguir trabajando todos juntos bajo un principio de valentía y solidaridad.
Entre todos podemos hacer realidad un desarrollo social sostenible y justo si tenemos en cuenta de que toda persona tiene unos derechos ineludibles, como el derecho a la vida, a la seguridad alimentaria, al trabajo, a la educación, a la salud, a la vivienda, a la protección social... Depende de nosotros.