• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Este viernes se dieron a conocer las cifras del paro.

Este viernes se dieron a conocer las cifras del paro. Parece que en números absolutos avanzamos tanto a nivel nacional como localmente. En la ciudad son pequeñas reducciones, muy vinculadas a la hostelería como sector tractor. Bien está que así sea. Lo preocupante es que en la comparativa con ciudades similares el avance es más lento, lo que en términos de economía comparada se puede traducir en una pérdida de capacidad.
En clave A Coruña el retraso en la puesta en marcha del presupuesto explica parte de la lentitud del avance. Pero siendo esto significativo, lo principal es que A Coruña carece de una estrategia económica de futuro que oriente los pasos a dar a medio y largo plazo. Solo se hacen acciones aisladas, excesivamente ideologizadas, que no tienen en cuenta las fortalezas de nuestra ciudad y su entorno, que no acaba en los municipios limítrofes y que debería de triangular entre A Coruña, Ferrol y Carballo. Incidir en este eje visualizaría las posibilidades de un área que tienen todos los ingredientes para convertirse en el motor del noroeste español.
Estamos inmersos en una batalla estéril por construir administrativamente un área metropolitana ya superada, que algunos quieren vender como el bálsamo de fierabrás. A nadie convence ya que otra mega estructura político administrativa pueda mejorar los estándares de calidad de vida de los ciudadanos, máxime si viene de la mano de aquellos que no supieron ni mantener la suya y andan a gorrazo limpio. Le andan bailando las aguas a Ferreiro y este, listo como un ajo, con tal de sacar una foto se deja querer aun en perjuicio de la ciudad. Y digo perjuicio porque como no se hagan las cosas bien serán décadas de lamentaciones y los mimbres no son los mejores. Dicen que así van a mejorar la movilidad metropolitana ¿Y la urbana? ¡Pero si ni pintamos nuestros pasos de cebra! Antes habrá que poner los cimientos de la movilidad urbana, desordenada y sin planificación. Ahora además aflora un nuevo contrato de la red urbana de autobuses, casi nada. 
Todo parece pasar por que se dé luz verde a la llamada Declaración de María Pita, para que una vez pasado el filtro de la mayoría absoluta necesaria los actuales gestores decidan unilateralmente, como hasta la fecha, hacer lo que les dé la gana. 
Con nosotros así no podrán contar. O se establecen mecanismos de control que permitan que sea la mayoría de la ciudad la que regule los pasos a dar o no renunciaremos a nuestra responsabilidad. Eso pasa por construir conjuntamente el futuro de la ciudad. Hasta la fecha nada se sabe, bueno algo sí, van a contratar un (cojan aire) “Servicio de apoyo para la redacción de un instrumento de aproximación a las determinaciones de planificación integrada y gobernanza territorial del área urbana y de su entorno metropolitano” por importe de 489.566 euros. 
Por si esto fuera poco también contratan un “Servicio de apoyo a la coordinación del proceso de conformación de la estrategia metropolitana del área de A Coruña” por importe de 192.325,66 euros. 
Ya pueden soltar el aire.