• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Educación: Informe demoledor

el Director de Educación y Competencias de la OCDE y del informe PISA, Andreas Schleicher, estuvo la semana pasada en Madrid para presentar el macroestudio

el Director de Educación y Competencias de la OCDE y del informe PISA, Andreas Schleicher, estuvo la semana pasada en Madrid para presentar el macroestudio de este organismo sobre la educación y comparecer después como experto en la Subcomisión por el Pacto de Estado Social y Político por la Educación.
El documento “Panorama de la Educación” analiza el estado de la enseñanza en los 35 estados miembros de la OCDE y en algunos países asociados en el año 2016. En lo que toca a España señala algunos de los males de nuestro sistema educativo y los datos son demoledores: el 34 por cien de los jóvenes españoles de entre 25 y 34 años no terminó el bachillerato, ni otros estudios equivalentes, un porcentaje que dobla la media de los países analizados; solo un 12 por ciento de estudiantes está matriculado en Formación Profesional frente al 26 por ciento de la media de los países industrializados, lo que prueba que la FP sigue estigmatizada en nuestro país; y uno de cada cinco jóvenes ni estudia, ni trabaja. 
De este informe brotan dos conclusiones. La primera, que los datos no dan para sacar pecho” y el tópico tan repetido “tenemos la generación mejor formada de la historia” no puede ser verdad con el 34 por ciento de fracasos. La segunda es igual de dramática: si los jóvenes que salen de las facultades o del bachillerato y FP, con sus títulos y buen bagaje de conocimientos, tienen problemas para encontrar trabajo, es fácil imaginar el panorama laboral que espera a esos 34 chicos de cada 100 que no han logrado titulación alguna. 
Ese mismo día Schleicher compareció en la Subcomisión constituida en el Congreso para el pacto educativo en la que, dice su vicepresidente el pontevedrés Guillermo Meijón, hay “mucha cordialidad y deseos de acuerdo” pero, por lo que sabemos, pocos avances para llegar al pacto que el experto de la OCDE cree que es difícil de alcanzar, aunque lo considera “un punto de partida esencial para cualquier tipo de cambio” en la educación. Sus palabras suelen ser premonitorias. 
El padre del informe PISA sentenció ante los diputados que forman la Subcomisión en la que están representados todos los grupos: “Los países más avanzados no han politizado la educación sino que han llegado a un consenso”.
Justo lo contrario de lo que ocurre en España y me gustaría saber si esta “primera en la frente” sacó los colores a sus señorías. El experto alemán dijo más cosas que merecen otro comentario el próximo lunes.