• Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Cuatro pilares y el artículo 155

Reconozco que el tema catalán me tiene preocupado. También reconozco que los separatistas, independentistas, nacionalistas o antisistema

Reconozco que el tema catalán me tiene preocupado. También reconozco que los separatistas, independentistas, nacionalistas o antisistema –pueden colocarle el calificativo que quieran ya que todos abocan a la secesión– además de aburrirme me ponen de muy mal café y me suben la tensión, algo que le preocupa mucho a mi cardiólogo.
Lo del agujero separatista catalán ha colmado todas las paciencias. Creo que hasta la impertérrita de Mariano Rajoy. Somos muchos los que demandamos desde hace tiempo que se aplique con total dureza y sin fisuras el peso de la ley para los que siguen desobedeciendo y haciendo actos contrarios al ordenamiento jurídico que nos hemos otorgado todos, y digo bien todos –incluidos los catalanes–los españoles.
En este momento de la verdad considero que cuatro pilares deben de seguir ejerciendo sus funciones específicas y muy determinadas. El Gobierno para hacer que se aplique la ley dentro de nuestro derecho constitucional; la Judicatura y la Fiscalía, para que esa ley llegue hasta sus últimas consecuencias; las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para cumplir con la investigación y, si fuera necesaria, la detención y puesta a disposición judicial de los que incumplen el ordenamiento jurídico y, por último, los medios de comunicación para seguir denunciando la secesión y las actuaciones de los separatistas que en su gran mayoría siguen viviendo de los Presupuestos Generales del Estado.
Soy consciente también de que en muchos casos la actuación dentro de la legalidad se hizo esperar en demasía. Al Gobierno de España encabezado por Mariano Rajoy se le demandó de forma reiterada una actuación más contundente para que las cabezas del gran dragón separatista y secesionista no siguieran reproduciéndose.
Las próximas fechas, los próximos días, serán de gran importancia en las actuaciones para que el referéndum secesionista no se lleve a término. Faltan once días para que intenten abrir colegios, colocar urnas y entregar papeletas… 
De seguir por la deriva actual yo soy partidario de aplicar, llegado el momento, el artículo 155 de la Constitución. Recodemos lo que dice su texto:
1. Si una comunidad autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al presidente de la comunidad autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las comunidades autónomas
Ahora, amigo lector, saque sus propias conclusiones. Las mías ya están hechas.